El lenguaje de 0 a 4 años

Por Progresos y Logopedia.

Muchos padres nos preocupamos por el momento en que nuestros hijos comienzan a hablar. Si lo hacen pronto, tarde, de la forma correcta… Y cuando empiezan a decir sus primeras palabras, analizamos pronunciación, etc. Progresos y Logopedia nos facilita una guía de cómo se desarrolla el lenguaje en los niños desde su nacimiento hasta los 4 años, ideas para fomentarlo y qué medidas tomar ante un desarrollo inadecuado. 

Desde el nacimiento hasta los 6 meses. 

  • El bebé reacciona a los sonidos, gira los ojos y/o la cabeza en dirección al origen de los mismos. 
  • Produce sonidos.
  • Háblele de manera tranquila y cálida. 
  • Cante y ríase con él. 
  • Nombre las personas con quien esté familiarizado y las cosas de su entorno. 
  • Cuéntele lo que esté haciendo. 
  • Observe si el bebé reacciona ante los sonidos. Si no lo hace, haga revisar su audición. 
  • Si su bebeé no establece contacto visual como bases para sus comunicaciones, solicite ayuda.

 Hacia los 12 meses. 

  • Comprende las instrucciones sencillas.
  •  Dice mamá y papá.
  •  Responde cuando le llaman por su nombre.
  •  Juegue con su voz. A su bebe le encantará. La melodía del habla le ayuda a comprender y a utilizar el lenguaje de la manera más eficaz. 
  •  Ayude al bebé a descubrir el placer de la comunicación: fomente todo tipo de interacción recíproca (haciéndole muecas, mirándole, riéndose, sonriendo, etc.)
  •  Demuéstrele que TODO ES LENGUAJE.
  •  En esta fase, la TV resulta poco valiosa para el niño. 
  •  No le deje delante del televisor durante períodos prolongados porque ello no promueve una auténtica comunicación.

Hacia los 18 meses. 

  • Comprende las instrucciones y frases sencillas.
  • Debe llamar por su nombre a los objetos que le son familiares. 
  • Su vocabulario se incrementa. 
  • Háblele como suele hacerlo normalmente, utilizando frases gramaticalmente correctas y palabras sencillas, pero no en la “jerga del bebé” (media lengua). 
  • Ya puede leerle libros diseñados para su edad y hablarle de los mismos: los colores y las formas atraen su interés. 
  • Solicite ayuda si el niño deja de hablar o si su lenguaje no continúa desarrollándose, o bien muestra señales de deterioro. 

Hacia los 2 años

  • Comprende las instrucciones complejas.
  • Dice su nombre. 
  • Utiliza frases de 2-3 palabras. 
  • Enriquezca su vocabulario. 
  • Explíquele las palabras que no comprenda. 
  • Repita las palabras que no pronuncie correctamente, pero le pida que las repita en cada ocasión. 

Solicite ayuda: 

  • Si su vocabulario solo tiene contadas palabras a excepción de “papá” y “mamá”. 
  • Si su lenguaje es ininteligible. 
  • Si no combina 2 palabras para formar frases y oraciones cortas. 

Hacia los 3 años

  • Comprende los relatos sencillos. 
  • Utiliza oraciones. 
  • Formula pregunta. 
  • Utiliza el plural y las preposiciones. 
  • Enseñe al niño como contar historias: ayúdelo a aclarar sus pensamientos y sentimientos. 
  • Fomente que deje de utilizar el biberón y/o chupete, si es que todavía lo hace  

Hacia los 4 años

  • El lenguaje del niños es más similar al de un adulto en lo que respecta al a gramática.
  • Lean cuentos juntos, turnándose para relatarlos. De este modo fomentará una actitud positiva hacia el lenguaje y la lectura. 
  • El niño necesita el ejemplo que usted le da: procure que le vea leyendo. 

Solicite ayuda: 

  • Si le resulta difícil iniciar una oración o si repite sílabas o palabras. 
  • Si emplea oraciones cortas y no estructuradas. 
  • Si su forma de hablar no es siempre inteligible. 
  • Si no puede relatar hechos sencillos y recientes. 

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *