¿Qué familias deben hacerse con la nueva Canon PowerShot ZOOM?

Hace unos días la marca Canon me proponía probar su última cámara: la Canon PowerShot ZOOM y… ¡ya la hemos probado! Si os lo estamos contando es porque nos ha gustado mucho y nos parece una herramienta muy práctica, especialmente para determinadas familia. ¿Quieres saber si la tuya es una de ellas? Sigue leyendo

Parque Warner Madrid abre sus puertas con el Mes de los Superhéroes

Nos encanta hacer planes diferentes en Semana Santa, cuando no vamos salir de Madrid -o no podemos-. Justo al inicio de las vacaciones de las peques abren Parque Warner Madrid -lo abrieron el pasado sábado- y ellas ya tienen más que interiorizado que, por estas fechas, suelen volver a uno de sus lugares favoritos. Y eso hicimos el miércoles porque las niñas ya nos lo pedían encarecidamente. Lo cierto es que fue una auténtica fiesta para ellas cruzar la puerta de entrada al Parque. Como siempre desde que comenzó la Pandemia, los protocolos se cumplen exhaustivamente en Warner, tanto a la entrada, con una genial organización para evitar aglomeraciones, como en el interior con una constante desinfección de cada atracción en cada recorrido, control de distancia social y expendedores de gel hidroalcohólico a cada paso. Por supuesto, el aforo también se ha reducido y podrás consultar la afluencia de cada día en su página web, en tiempo real. Sigue leyendo

Film Symphony Orchestra: cuando el sonido de las grandes películas te envuelve

En la vida, hay momentos que vives, espectáculos que presencias, que te marcan para siempre. El sábado pasado mi familia y yo vivimos uno de esos momentos en el concierto de la Film Symphony Orchestra, en el Auditorio Nacional de Madrid. Si os digo que aún se me ponen los pelos de punta viendo los vídeos que hice, no os exagero.

Para los que aún no la conozcáis -que seréis muy pocos- la FSO es una orquesta mítica porque interpreta, en versión sinfónica, bandas sonoras de cine. Algo muy novedoso e innovador en el mundo de la música sinfónica, que suele centrarse en los clásicos. Pero la innovación y el carisma de sus conciertos no solo radica en el estilo de música que tocan, sino en cómo envuelven cada actuación, en que convierten cada concierto en un espectáculo fascinante. Los efectos de luz y sonido, el vestuario, el dinamismo y la frescura, pero, sobre todo, su director Constantino Martínez-Orts, que es un espectáculo en sí mismo. Constantino preside solemne los conciertos de la FSO con su sempiterna sotana negra e introduce cada pieza musical con una pasión que logra atrapar al público. Nos cuenta no solo el compositor de la pieza, sino anécdotas de cada peli, por qué esa banda sonora suena así y hace guiños de humor constantes muy bien hilados. En definitiva, nos prepara para lo que vamos a escuchar con tanto gancho y tanta labia que todo el mundo le escucha sin parpadear.

Escuchar la FSO en el Auditorio Nacional de Madrid fue una delicia. La acústica que este lugar tiene sumado a la profesionalidad de los músicos, que rozan la perfección, hace que el sonido de cada pieza te envuelva. Cuando salieron los músicos y se sentaron, ya a mis hijas les llamó la atención sus atuendos. Las mujeres iban con vestidos negros largos asimétricos, con una manga plateada en un claro guiño a pelis futuristas como “Star Wars” y los hombres en los mismos tonos. En la primera pieza que interpretaron las niñas estaban alucinadas, con los ojos abiertos sin parpadear. Después sonó el tema central de “Willow”, que enseguida reconocieron como buenas cinéfilas que son. Pero, para ellas, uno de los momentos clave en el concierto, fue cuando la FSO interpretó una “suite” con los temas de su peli favorita -y la de su madre-, “Aladdín”. No os podéis imaginar la cara de Pilar y Carmen cantando “No hay un genio tan genial”, “Gran Alí” o “Un mundo ideal”. Otro momento que gozaron muchísimo fue el de la interpretación de uno de los temas de la peli “Cómo entrenar a tu dragón” y, para Carmen, su momento “top” en el concierto, como ella misma lo calificó fue “cuando tocaron el tema de Piratas del Caribe, que me encanta mamá”, me dijo. “Era como si estuviera viendo a Jack Sparrow allí mismo, a mi lado”. Y así es como dos niñas pequeñas han empezado a amar la música sinfónica.

Y después de describiros las sensaciones de mis peques, debo hacer un paréntesis y manifestar también las mías. Soy una enamorada de la música en general, pero las bandas sonoras me han acompañado siempre. Desde pequeña tengo la imagen de levantarnos los fines de semana y que mi padre pusiera música en su eterno tocadiscos mientras transcurría la mañana desayunando y con los quehaceres domésticos. Las cintas en el coche eran también obligadas y, aunque mi padre ha sido siempre ecléctico en lo que a música se refiere, las bandas sonoras tenían un papel prioritario. Incluso en cumpleaños y Reyes siempre me caían recopilatorios. Y lo agradezco tanto. Que mi padre me haya educado para amar la música y para que disfrute tanto con ella… Dicho esto, cuando escuché el Vals de “Amélie” al acordeón fue uno de los momentos en los que me emocioné. Cuando escuchas esas bandas sonoras que te encantan  o que han marcado tu vida en un Auditorio e interpretadas por la FSO es inevitable que la emoción embargue tu mente.

Impresionante fue también la interpretación del tema “The ecstasy of gold” de la película “El bueno, el feo y el malo”, del maestro Morricone, con la magnífica voz de la soprano. Ennio Morricone siempre ha sido mi ídolo. Para mí el tema central de “La Misión” es el sumun de las composiciones. De hecho, cuando me casé, fue la banda sonora de mi entrada en la iglesia. Pero, más allá de preferencias personales, sin duda, el momento culmen, la banda sonora más espectacular de todos los temas que sonaron en el concierto al que asistimos fue la de la película “Interstellar”, de Hans Zimmer, fue un espectáculo difícil de olvidar el de esa interpretación. El tema comenzó casi a oscuras y los músicos comenzaron a rasgar los instrumentos de percusión con las uñas para generar ese halo de misterio espacial del comienzo de la pieza, mientras las luces individuales del escenario se encendían y apagaban añadiendo más misterio aún a la escena. Fue en esta pieza, cuando empezaron a sonar todos los instrumentos, cuando hizo su entrada principal el sonido del órgano de tubos que preside la sala sinfónica del Auditorio Nacional. Un sonido diferente y mágico.

Algo muy importante a tener en cuenta es sentirse seguro cuando se asiste a un espectáculo. En el Auditorio Nacional de Madrid cumplen escrupulosamente con los protocolos COVID. Distancia de seguridad, aforo al 50%, ventilación y gel hidroalcohólico, así como la organización meticulosa de la entrada y la salida del espectáculo. Aunque estaban agotadas todas las localidades, la sensación no era de aglomeración de gente ya que la sala sinfónica es inmensa. Además, por protocolo, no hay intermedio, momento en el que la gente tiende a aglomerarse más en pasillos y baños. El momento del “descanso” fue un concurso en el que el público pudo participar, a través de la web de la FSO, e ir identificando las bandas sonoras que interpretaron. Otra delicia para los oídos: “La La Land”, “Lo que el viendo se llevó”, “El último samurái”… fueron algunas de los fragmentos que sonaron. Un juego con el que nos divertimos muchísimo.

Desde luego, el concierto de la FSO fue un espectáculo que jamás olvidaremos. Ni nosotros ni nadie del respetable allí presente, quienes aplaudieron hasta decir basta y cuya ovación final duró muchos minutos. Así son las actuaciones de la FSO y más que recomendables para disfrutar en familia. Si queréis saber cuándo serán los próximos conciertos por España, consultad su web: www.filmsymphony.es. El próximo concierto en el Auditorio de Madrid será el 29 de abril y… tenemos sorteo de ¡una entrada familiar cuádruple! Podéis participar pinchando en este enlace y rellenando vuestros datos.

¿Sabías que los juegos de mesa ayudan a combatir el estrés?

La pandemia nos ha hecho cambiar nuestra forma de vida: antes vivíamos pensando en la escapada que haríamos durante el fin de semana y ahora buscamos alternativas de entretenimiento y diversión para disfrutar del ocio en casa. Entre las restricciones de movilidad y la denominada “fatiga pandémica”, muchos profesionales de la salud informan que es clave refugiarse en el entretenimiento como distracción. Es por ellos que los juegos de mesa pueden convertirse en una forma de liberar el estrés y canalizar las emociones de una forma saludable. Sigue leyendo

Diferencias entre homologación y certificación y su importancia en productos infantiles

Periódicamente saltan las alarmas de que en algún establecimiento se han retirado equis productos porque no contaban con la homologación o la certificación adecuada y nos llevamos las manos a la cabeza porque entendemos que en ambos casos, la ausencia tanto de una como de otra, radica en la seguridad del producto en relación con nuestros hijos. Pero, ¿os habéis preguntado qué diferencia hay entre homologación y certificación?  ¿es lo mismo¿ ¿son ambas requerimientos de la Unión Europea? Nos hemos puesto a investigar y hoy queremos resolver vuestras (y nuestras) dudas: Sigue leyendo

Turismo para toda la familia en Roses

¿Conocéis Roses? Se trata de un municipio de esencia mediterránea, con una bahía con 3.000 años de historia, y una marcada tradición turística y marinera que se encuentra al norte de la costa brava. Sólo 30 kilómetros la separan dela frontera francesa, 65 kilómetros de Girona y 160 de Barcelona. Roses es el puerto de entrada al Parque Natural del Cap de Creus y sus orígenes se remontan al siglo VIII antes de Cristo, cuando fue fundada la ciudad griega de Rodes. Sigue leyendo

Finaliza la primera semana de la Feria de los Colegios

Las matrículas de los colegios ya están abiertas y el acceso físico a ellos se hace imposible debido a las medidas de seguridad sanitarias que vivimos por la situación de pandemia. Elegir colegio, con todos los agobios que conlleva, ahora incrementa su dificultad. Por suerte hay iniciativas que nos ayudan a superar esa distancia: La Feria De Los Colegios recoge la mejor oferta educativa de la Comunidad de Madrid, entre colegios privados, concertados y púbicos y se adapta a la nueva situación para volverse completamente digital. Sigue leyendo

Un caos hilarante en “La función que sale mal”

Seguro que más de una vez os habéis planteado la posibilidad de ir con vuestros niños a una función de teatro de calidad en la que disfrutéis vosotros y ellos, ¿verdad? Y si, al igual que nosotras, sois fans de la cultura en general y del teatro en particular, seguro que muchas veces habéis recapacitado en lo complicado que resulta elegir una obra de teatro que guste a partes iguales a adultos y a niños, más allá de grandes musicales. Sigue leyendo