Muebles de estudio ergonómicos para niños y buenos hábitos para prevenir lesiones posturales

Generalmente, cuando los niños terminan Educación Infantil y comienzan Primaria, empiezan a hablarnos (si no ocurre antes) de la importancia de que interiorice el hábito de estudio, que se acostumbre a llegar del cole y sentarse a hacer los deberes, aunque sean diez minutitos.

Los consejos, ya los sabéis: que se enfrenten a ellos de manera positiva, que los incorporen a una rutina (siempre a la misma hora), que los padres estén presentes pero que no dirijan, que tengan su propio espacio para trabajar y que sea un lugar cómodo. Y entonces, llega el momento: hay que poner un espacio de estudio al niñ@ para que ese ratito de estudio sea más agradable. Pero… ¿cómo tienen que ser los muebles infantiles, sillas de estudio y mesas, para que sean cómodos y favorezcan una buena postura? Hemos hablado con el Secretario General del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, José Santos que nos da todos los detalles:

Características de la silla y mesa de estudio para niños. Evita lesiones

  • Es fundamental que los muebles de estudio estén en relación a la edad y estatura del niño, ya que por ejemplo para un niño de 6 años la altura de la silla debe ser de 30 cm mientras que a partir de los 15 años debe ser de 46 cm.
  • La silla debe ser estable con suficiente espacio libre debajo de la silla para acomodar los pies.
  • El respaldo de la silla debe amoldarse a las curva de la espalda, siendo más prominente en su parte inferior y más cóncava en su parte superior para acomodar la parte media de la espalda, por lo que el respaldo no debe ser ni demasiado curvado ni ancho y debe cubrir toda la zona lumbar.
  • El asiento se recomienda con leve concavidad para acomodar mejor la zona glútea y el borde debe ser curvado para que no se clave la zona media del muslo.
  • Es recomendable que tenga el asiento almohadillado para que se eviten presione del hueso iliaco sobre la silla y el niño tenga que torcer la pelvis para buscar otra postura que le sea cómoda.

Buenos hábitos posturales, garantía de salud

En la primera reunión con la tutora, al comenzar primero de Primaria, me llamó la atención que una de las primeras cosas que comentaba era que los niños aún no sabían cómo sentarse correctamente. La profe incidía en la importancia de que fuera un hábito que impusiéramos también en casa “para prevenir lesiones”, decía ella.

Porque resulta que sí que hay lesiones (y muchos dolores de espalda) en niños provocadas por malas posturas. Parece que solo los adultos, que pasamos muchas horas delante del ordenador las sufrimos, pero no es así ni mucho menos. Los niños, recordemos, también pasan demasiadas horas en sus sillas.

Según José Santos, “según nuestra experiencia, en niños desde los 8 años, hemos encontrado que un 30% de ellos se queja de dolor de espalda, siendo las zonas más frecuentes la zona cervical y dorsal. En edad de secundaria el porcentaje aumenta al 50%, siendo un 75% más frecuente en niñas que en niños, debido a que suele aparecer un mayor desarrollo muscular en el niño que hace que aparezcan más lesiones tendinosas y una mayor flexibilidad en la niña, que hace que haya más lesiones musculares”.

Otras causas de lesión muscular en niños: el ocio sedentario y tecnológico

Aunque Santos admite que la postura de estudio no es la única causa de estas lesiones, muchos estudios apuntan a que se trata de una de las principales a las que no benefician otros hábitos igualmente peligrosos: “Es difícil decir que se debe a una única causa, en muchos estudios publicados dicen por un lado que el llevar mochilas tan pesadas no está relacionado con la aparición de patologías y otros, en cambio, consideran que no se debe transportar más de un 10% del peso corporal en la mochila. Posiblemente se trate de la confluencia de varias causas como pueda ser el sedentario infantil o la tecnificación del ocio, ya que cada vez está, por un lado más socializado, pero a la vez tiene menos interacción no virtual. Puede influir también que durante la jornada escolar, el niño pase muchas horas en una postura muy repetitiva como es la de estar sentado, y en la que muchas veces no se le da importancia y en la que el niño cada vez que pasa más horas va buscando la comodidad, movimiento que en muchos casos no es lo más saludable dado que se pierde la alineación del cuerpo y el reparto equitativo de las cargas del cuerpo mientras se está sentado”.

Los malos hábitos de los niños de Primaria y de Secundaria

El Secretario General del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, comenta que “los niños de Primaria se sientan en el borde de la silla o bien sobre un pie, que hace que la zona dorsal se relaje y se vaya perdiendo su tono, con una postura de hombros hacia delante y acortando todo la musculatura delantera”.

Las posturas, o mejor dicho, la búsqueda de una postura cómoda, varía en los niños y jóvenes de Secundaria. “En estos niños además encontramos el problema de que es un niño que rápidamente está creciendo y desarrollándose y muchas veces no da tiempo al propio cuerpo a asimilar este crecimiento tan rápido. Si a esto le sumamos la mala postura mantenida durante mucho tiempo, puede dar lugar a que se incremente en mayor medida la incidencia del dolor de espalda. Hay que destacar también la influencia de la posición mantenida de llevar la cabeza hacia delante mientras teclean dispositivos móviles y el posible sobre uso de sus pulgares en largas conversaciones por las aplicaciones de chats que pueden conducir a problemas cervicales y tendinitis en el pulgar”.

 

Cómo inculcar un buen hábito postural en el estudio y en el ocio

Conscientes de la importancia de mejorar la postura de los niños, el Colegio de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid imparte talleres en centros educativos a los alumnos de 5º y 6º de Primaria y cuentan con información para niños en su web. El programa, que tiene como objetivo prevenir y sensibilizar en salud a la población. Los niños aprenden la importancia de “los juegos saludables que puedan activar en mayor medida el desarrollo psicomotor de su cuerpo y no abusar de los juego electrónicos para que no se conviertan en su única forma de ocio”.

Les enseñan cosas tan útiles en el día a día como estas:

  • A recoger cosas del suelo sin cargar la espalda: flexionando las rodillas y sin doblar la espalda.
  • A organizar sus mochilas solo con lo imprescindible y cargarlas de ambos hombros (y no solo de uno), con cinchas anchas y acolchadas.
  • Les explican que las mochilas con rueda sólo deben usarse si transportamos más de un 10% de nuestro peso corporal y que debemos arrastrarlo con los hombros alineados, sin extender el brazo hacia atrás con el codo doblado y el carro lo más cerca posible de nosotros, y que ya hay modelos de carros que permiten empujarlo con las dos manos.
  • Les enseñan también que la postura más recomendada para dormir es de lado y hay que evitar en lo posible quedarse dormido boca abajo.

Qué podemos hacer los padres para evitar lesiones posturales en nuestros hijos

  • Una de las primeras cosas que haremos será ofrecerles una zona de estudio sana, con muebles ergonómicos de calidad y, ¡muy importante!, del tamaño que en cada momento necesitan nuestros hijos. Hay webs especializadas en las que venden muebles de estudio infantiles adaptables.
  • Predicar con el ejemplo, como nos dice José Santos: “si los padres y madres no cuidamos nuestra higiene postural en casa, en el trabajo, haciendo deporte, no daremos buen ejemplo nuestro hijos”.
  • Reducir en lo posible los juegos tecnológicos en familia que les llevan a un mayor sedentarismo y una postura que puede derivar en lesiones y dar prioridad a juegos al aire libre y al deporte.
  • Hay que estar atentos para que las diferentes actividades de la vida diaria las realicen en una postura correcta sin desplomarse en la silla mientras desayunan o cenan , encorbando la espalda cuando se lavan los dientes o se peinan, etc…
  • Supervisar con ellos los objetos que meten en sus mochilas para que solo lleven lo que van a utilizar en el día y no lo que van a usar durante la semana.

Después de hablar con José Santos, creo que vamos a cambiar algunas cosas en la decoración del estudio y sobre todo en los hábitos familiares (los adultos no somos especialmente cuidadosos) porque me temo que no aprobaríamos un test en materia de prevención de lesiones musculares… ¿Y vosotros, cómo os veis en este tema?

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Un comentario en “Muebles de estudio ergonómicos para niños y buenos hábitos para prevenir lesiones posturales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *