El deporte que tus hijos querrán probar este verano: el paddle surf

El verano es momento de probar nuevas actividades y, si son vistosas y divertidas, mucho mejor. Por eso, hoy queremos recomendaros un deporte muy chulo y relativamente sencillo que nació hace cientos de años: el paddle surf. O, lo que es lo mismo, el surf con remo, que se practica de pie en la tabla. Seguro que la imagen os suena. 

Si este verano os lanzáis a ir a la playa y queréis buscar una actividad acuática para los niños o para practicar en familia, os recomendamos el Paddle Surf, un deporte sencillo, divertido y que podéis practicar en casi cualquier playa e incluso en otros lugares, no necesariamente marítimos porque el paddle surf se puede practicar en lagos, e embalses, ríos… así que, ¡buenas noticias! está al alcance de todos, vivas donde vivas.

Los beneficios del Paddle Surf o SUP

Sin duda todos los deportes son beneficiosos para quien los practica, pero en el caso de un deporte tan particular como este, los beneficios aún más, pues nos ofrecen la posibilidad maravillosa de sentirnos especiales haciendo algo que sin duda recordaremos para toda la vida, tanto si lo probamos durante unos cuantos días como si nos convertimos en asiduos.

Además de este, cuenta con otros muchos beneficios:

  • Os ayudará a tonificar vuestros músculos.
  • Mejora vuestros reflejos ya que se trabaja el equilibrio, algo que notaréis también en vuestro día a día evitando caídas y tropiezos.
  • Consume calorías, si vuestro objetivo es perder peso.
  • Previene dolores musculares y lesiones en huesos y articulaciones fortaleciéndolos.
  • Aumenta la resistencia muscular.
  • Consigue un cuerpo más esbelto.
  • Os ayudará a tener un mejor humor.

Esto en cuanto a la parte física, pero tiene otros muchos beneficios, en especial para los niños, que les harán disfrutar mucho de este deporte:

  • Es relativamente fácil conseguir estabilidad en la tabla, especialmente en aguas tranquilas, lo que suele buscarse en las primeras lecciones. Por eso, es muy gratificante iniciarse en su práctica pues se ven resultados muy pronto.
  • Es muy divertido y especialmente recomendable disfrutarlo en familia, lo que os ayudará a estrechar lazos y crear recuerdos inolvidables.
  • Os dará una perspectiva diferente de la playa. ¡Nada menos que de pie sobre el agua!
  • Es un deporte accesible para personas con problemas de movilidad, l que lo hace especialmente atractivo.
  • No es necesario practicarlo en el mar, también puede practicarse en lagos, etc, lo que lo pone al alcance de todo el mundo.

Equipación necesaria para practicar Paddle Surf

Por supuesto necesitareis tabla, remo, traje de neopreno… Podéis utilizar tablas rígidas o hinchables y con distintas longitudes y anchura según el tipo de paddle surf que queráis practicar: paseo, pesca, carreras, yoga, surf, etc.

Si os apuntáis a clases, seguramente no necesitaréis comprar la equipación, pero si os aficionáis a practicar este deporte, necesitaréis consultar tiendas especializadas con tablas para las distintas modalidades, como Singlequiver, donde encontraréis todo lo necesario para este y otros deportes náuticos.

El origen del Paddle Surf

Aunque en España comenzó a extenderse en la pasada década, seguro que cuando os hemos hablado de este deporte os han venido a la cabeza imágenes de películas famosas como Vaiana, donde se ve a sus personajes practicándolo para pescar, por ejemplo.

Sin embargo, su origen podría encontrarse en el Antiguo Egipto hace tres milenios.

Otros estudios indican que su origen podrá estar en la época precolombina, en Perú o en los pueblos polinesios.

Aunque estos datos no son completamente seguros, lo que sí es seguro es que se practicaba en la década de los sesenta en la playa hawaiana de Waikiki. En esta zona eran frecuentes y muy demandadas las clases de surf y, para supervisar a todos los alumnos, los profesores se ponían de pie en sus tablas y se movían on su remo para mejorar la técnica de sus alumnos e incluso para hacerles fotografías.

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *