10 pautas para afrontar la vuelta al cole sin ansiedad

Sin duda esta vuelta al cole es especial. Otros años a estas alturas estamos pensando en formas de ayudar a nuestros hijos a sobrellevar los madrugones, a volver a la rutina de la forma menos traumática posible después de días de playa, campo, pueblo y calma… pero este 2020 la vuelta al cole está marcada por los nervios, la incertidumbre y, en muchos casos, la ansiedad e incluso el miedo. Miedo al contagio, miedo a perder la salud tanto nosotros como los nuestros… miedo a no saber hacer las cosas bien. Miedo a llevar a los niños al cole y miedo a no llevarlos. ¡Sin duda no va a ser fácil! Por eso, hemos pedido consejo a nuestros amigos de Crece Bien y su directora, la psicóloga Sonia Martínez Lomas se ha puesto manos a la obra para darnos algunas pautas que nos ayuden a comenzar el colegio de la forma más llevadera posible para todos.

Adiós a la ansiedad en este principio de curso

Está claro que todos queremos que los niños vuelvan al cole, pero queremos que lo hagan con seguridad y calma y lo cierto es que muchos niños van a necesitar un extra de ayuda para alcanzar esa calma. Después de meses sin ver a sus compañeros, de poner distancia a su entorno menos inmediato, meses en los que todos hemos buscado planes más o menos aislados, verse rodeados de gente va a ser un gran choque. Maravilloso, por un lado, el reencontrarse con sus compañeros, pero por otro lado un tanto violento verse de repente rodeados de tanta gente, por mucho que se mantenga una distancia de seguridad.

Por eso, para ayudarnos a todos a que ese cambio sea más llevadero, desde Crece Bien nos han dado unas pautas que nos recomiendan llevemos a cabo con cabeza y corazón, una forma de planificar que sin duda dará a nuestros hijos un buen modelo para cuando los niños tengan que enfrentarse a situaciones complejas. 

  1. Prepararnos: Establecer una rutina una semana antes ayudará a que estemos habituados ya al horario, lo que hará más llevadero el comienzo. Si vamos ajustando los horarios de sueño, alimentación y baño a los que serán durante el colegio, les facilitaremos la entrada; cuando tenemos sueño o hambre nuestro cerebro se activa buscando lo que necesita con lo que añade más “nervios”
  2. Lidiar con el miedo: Mostrar a los niños que el valiente no es el que no tiene miedo, sino el que lo tiene y lo supera. Todos tenemos miedos, y los podemos ir superando según se nos van presentando haciéndonos más fuertes. Nos ayudan a afrontar mejor las situaciones temidas, ya que nos llevan a estar más preparados, más activados y a ir con cuidado. Expresar los miedos ayudará a los niños a entenderlos y a poder encontrar soluciones para superarlos. Es normal que ante situaciones nuevas tengamos miedo.
  3. Anticiparnos: “Ver” el futuro en la imaginación ayuda a que cuando llegue nos sintamos más seguros en él; jugar con los niños a imaginarnos cómo será la escuela en casa; en el colegio o combinándolas: cómo sería, qué harían, cuales serían sus horarios, qué aprenderían, con quien les gustaría sentarse, cómo jugarían con sus amigos… ir resolviendo junto al niño qué hará en las diferentes situaciones le dará tranquilidad y le llevará a afrontar mejor la incertidumbre.
  4. Necesitarnos: Mostrar a los niños que nosotros también les necesitamos para superar la situación, hacer equipo en la familia para afrontar el nuevo curso. Les dará un papel importante a los niños, se sentirán parte del plan y tomarán de mejor gana la responsabilidad.
  5. Ilusionarnos: Tanto nosotros como ellos, la ilusión se contagia. En la familia necesitamos encontrar juntos una motivación, una meta o un objetivo.  Si nuestra mente tiene una meta se orientará hacia esta y tendrá menos tiempo para ocuparse de lo que nos hace sentir tristes, desvalidos o enfadados por la situación que vivimos.  Crear el hábito en la familia de buscar una meta para el año será un gran regalo para los niños y niñas. Una meta puede ser aprender a leer, perder la vergüenza en las clases online, memorizar más rápido, superarse en inglés… La ilusión genera emociones positivas y estas predisponen a la acción, al aprendizaje y a la confianza en uno mismo.
  6. Fiarnos: Ayudemos a los niños a confiar en las personas que dirigen las escuelas, las aulas, los hogares o el país. Mostremos empatia hacia las personas que toman las decisiones y confiemos en el criterio que tienen. Esto les llevará a confiar en los demás, en su familia o en sus profesores que para ellos son los dos roles más cercanos que toman decisiones por ellos. Evitemos realizar criticas hacia ellos ya que a lo único que llevará es a la falta de confianza. Sin embargo, si es positivo que junto al niño pensemos qué haríamos en su lugar, que no nos gusta, qué nos gusta de cara a fomentar el sentido crítico.
  7. Idear un plan en familia: lo revisaremos semana a semana para poner en común cómo lo hemos llevado a cabo: horarios, tiempos juntos, tiempos de jugar o hacer los deberes solos, qué haremos si las cosas no salen bien, cómo nos recompensaremos, cómo nos motivaremos y cuáles serán las responsabilidades en casa. También cómo afrontaremos los nervios: qué frases nos diremos cuando estemos nervioso, cómo respiraremos y de qué nos acordaremos cuando estemos en la situación. Llevarlo preparado dará lugar al éxito.
  8. Calmarnos: Pensar en todas las cosas que nos dan tranquilidad y que no van a cambiar, como, las horas de jugar en familia, los fin de semana sin madrugar, los chistes de papá, los besos de la mañana, las cenas juntos, el sitio de estudio, la serie que vemos juntos, elegir el plato favorito de los domingos …
  9. Apoyarnos en las cualidades que tenemos para superar la situación, buscar pruebas a favor de estas cualidades recordando situaciones pasadas que ha superado ya. Cualidades como la perseverancia, la valentía, el esfuerzo, la paciencia, la superación son de gran ayuda.
  10. Reírnos: Sacar de contexto lo que no nos gusta nos saca del problema llevándonos a encontrar una solución o ver las cosas desde otro punto de vista.

Seguro que poniendo en práctica estos consejos de Sonia Martínez Lomas vamos a lograr un comienzo de curso mucho más tranquilo. Por cierto que si os han gustado sus consejos, os animamos a leer el libro que la directora de Centros Crece Bien ha publicado hace poco con la editorial La Esfera de Los Libros, Descubriendo Emociones, con el que aprenderéis mucho sobre las emociones y sobre cómo ayudar a vuestros hijos a gestionar las suyas. ¡Nosotros lo hemos leído este verano y nos ha encantado!

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *