Los 4 productos que necesitas en los primeros 6 meses de vida de tu bebé

Si tuvierais que decir cuáles fueron los 4 productos de puericultura que se convirtieron en imprescindibles en los primeros 6 meses de vida, ¿tenéis claro cuáles serían? Sin duda ropa, carrito, cuna y trona forman parte de los básicos, pero hay otros que también son interesantes que a veces no tenemos tan presentes y acaban siendo tan imprescindibles o más que los anteriores. Os contamos cuál es nuestra selección: 

Hamaca

Sin duda uno de los productos que más utilizaréis, especialmente pasado el primer mes de vida, cuando el bebé empieza a interesarse un poco más por ver lo que hay más allá del techo. Le ayuda a incorporarse un poquito y a ver mejor el mundo que le rodea así que a veces le encontraréis más cómodo que en la cuna. Sobre cuál es la mejor hamaca para bebés del mercado, no os puedo decir. Hay tanta oferta que es difícil  de valorar. Además, cada uno tenemos nuestras prioridades (calidad, precio, funcionalidades extra…). Lo que sí os recomiendo es que os fijéis en la postura que tiene el bebé en la hamaca: evitad que le haga curva en la espalda en forma de u de manera que su estómago quede presionado. Lo mejor es que la hamaca potencie espalda recta para que el bebé no cargue su peso sobre el estómago. De lo contrario no aguantará mucho la postura si tiene algún problema de gases. Por desgracia, son tan comunes en los primeros meses de vida, que es fundamental tenerlo en cuenta.

Sacaleches

Esta no es una compra bonita, de esas que quedan genial entre los regalos de la baby shower, pero si tu bebé no se agarra bien al pecho, acabará siendo fundamental para evitar mastitis. Los dolores de pecho en la subida de leche pueden ser muy molestos, e incluso más que eso, así que no está de más tener previsto al menos una solución de urgencia o conocer por encima los modelos que más nos pueden interesar. Yo os recomiendo uno sencillo pero de marca fiable. No hace falta que sea eléctrico para aliviar esos dolores (os vendrán bien si hacéis banco de leche), así que optad por algo barato y que os dé confianza.

Mochila para portear

Personalmente este es EL producto estrella. Imprescindible que sea ergonómica y fácil de poner. Si sois apañados con los nudos, los fulares son ideales para los primeros meses. Es en este tipo de mochilas en las que están más cómodos los bebés y las que menos se les clavan en su delicada pielecita. Además veréis que son una solución maravillosa para aliviar los gases y ayudarles a dormir. Bbajar escaleras con el bebé en la mochila suele darles alivio inmediato porque les ayuda a sacar todos los gasecitos que les sobran. Además, nada como el calorcito de mamá o papá para coger el sueño y estar relajados. Si sois padres porteadores por naturaleza, igual incluso acabáis dudando de la utilidad del carro porque no sabréis si lo disfruta más el bebé o vosotros.

Mecedora

Para las noches interminables es una herramienta genial que os relajará a todos. Cuando el bebé solo quiere estar en brazos y en movimiento, la mecedora puede ser una buena forma de que vuestro cuerpo descanse y el bebé se sienta en marcha. Evitad las de mimbre que, aunque son muy acogedoras, hacen algo de ruido y no a todos los niños les gusta el soniquete añadido.

Eso sí, tened cuidado por la noche porque es altamente probable que os echéis alguna cabezada y esto suele ser bastante peligroso… ¡que no se os escape el peque!

Lo bueno del mundo de internet es que podéis buscar opciones y alternativas, informaros con calma y finalmente elegir el producto que mejor se adapte a vuestras necesidades. Si no queréis ir con prisas una vez haya nacido el bebé,Lo podéis comprar, mantenerlo en la caja y, si no lo necesitáis, devolverlo sin abrir… pero al menos estaréis preparados para lo que podáis necesitar. En cualquier caso, si os falta algo, hay millones de páginas web interesantes donde encontraréis envíos muy rápidos y

Puede que me deje algún producto importante, pero sin duda estos cuatro fueron los básicos para mí… ¿qué añadiríais vosotros?

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *