Pocoyó: tu primera película

Este fin de semana hemos visto la película de Pocoyó y como su propio nombre indica es una cinta adecuada para ser ‘tu primera película’, ya que está especialmente dirigida al público de la famosa serie de televisión, es decir, a los niños más peques de 0 a 3 añitos e incluso de Infantil. Los que tengáis niños que ronden el añito o los dos años y dudéis si vuestros peques aguantarán en el cine o no, con esta cinta podéis hacer la prueba de fuego. Os cuento por qué: es una peli que, a diferencia de otras, es muy interactiva en la que los personajes hacen constantemente preguntas a los niños y llaman su atención de distintas formas para que no se dispersen.

Además, el colorido constante de la cinta y los personajes, que les resultan muy familiares, también contribuyen a mantener esta atención viva. Otro de los puntos positivos que tiene la peli de Pocoyó es que tiene una duración de 50 minutos. Seguro que por experiencia sabéis que cuanto más tiempo dure un espectáculo para niños muy pequeños, más posibilidades tienen de cansarse y distraerse. Por otra parte, no se trata de una historia con un principio y un final, sino de tres historias independientes, con un nexo común y es que Pocoyó debe combatir a varios malvados villanos, acompañado por sus inseparables amigos Eli, Valentina, Nina y Pato. Al tratarse de tres historias independientes, tiene bastante similitud con los capítulos de los dibujos que ven en casa, algo que resulta mucho más ameno.

Y entre las aventuras de Pocoyó, en lugar de anuncios de juguetes, existen constantes interacciones educativas con los más pequeños, que consisten en juegos y bailes en los que los niños identificarán y cantarán al son de los números, los colores y las letras. De hecho, algunos de los peques que había en el cine, se levantaron de sus butacas y bailaron y saltaron, algo que les sirvió de vía de escape entre aventura y aventura, una especie de recreo jejeje. Las mías fueron más comedidas -Pilar, que es la peque, tiene 4 años y Carmen es un poco mayor ya para este tipo de pelis, con 7 años, pero no se le hizo pesada porque fue muy cortita y está acostumbrada a los dibujos de su hermana-; ellas solo cantaron e interactuaron, eso sí, a voces, con los personajes de la peli. Fuimos con una amiga mía y con su peque, que tiene 2 añitos y ella era la que más gritaba y le decía a su madre con su lengua de trapo “¡¡¡¡mira mamiiiii Pocoyó!!!!!!”.

Y mi recomendación particular: nosotras fuimos a ver la peli a los cines Yelmo del centro comercial Tres Aguas y allí conocí hace unos días la sala junior. ¡No os la podéis perder! Sillones y puffs para sentaros y tumbaros con vuestros peques y un parque de bolas debajo de la pantalla, para hacer un intermedio a mitad de la peli y que ellos jueguen y salten… No os digo más. Nosotras no estuvimos, en esta ocasión en esa sala, pero tenemos que dedicar un post entero a hablar de ella.

Lo dicho, si queréis ver ‘Pocoyó: tu primera película’, ya podéis hacerlo en los cines Yelmo. Y si tenéis niños pequeños es un buen momento para introducirlos en el mundo de la gran pantalla.

Sobre María Cerrato

Periodista y mamá a tiempo completo. Amante y adicta a la cultura en sus múltiples variedades: literatura, teatro, arte, cine… Una adicción que ahora también comparto con mis niñas, Carmen y Pilar, que son mi vida y a quienes siempre he intentado contagiar este amor incondicional por la cultura. Ellas son mis actuales compañeras de escapadas teatrales, lecturas de cuentos, películas animadas… Todas estas escapadas ahora puedo compartirlas con otras mamás a través del blog de este fantástico medio de comunicación que es Mamá Tiene un Plan, con el que tengo el orgullo de colaborar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *