Parque Warner en Halloween: Terroríficamente divertido

Halloween está a la vuelta de la esquina y, queramos o no, hay que celebrarlo. Esta tradición procedente del otro lado del charco ha calado muy fuerte en las nuevas generaciones, y si no que se lo digan a Elena, que desde principios de mes está preguntando por su disfraz de Halloween, por el local/casa/lugar donde lo vamos a festejar y por cómo vamos a decorar la casa. Y como mamá es muy previsora,  ¡este fin de semana ya hemos asistido a nuestra primera fiesta de Halloween! ¿La cita? En Parque Warner de Madrid.

Este año he decidido que quería sacar rendimiento a Halloween. Sí, porque eso de comprar un atuendo a Elena para que solo se lo ponga un día y cambiar toda la casa para unas horas me parece que no es justo ni para ella ni para mí, así que desde 10 días antes hemos empezado a celebrar lo que se supone que es “la noche más terrorífica del año”.

Un Halloween de película

Nuestra primera cita con fantasmas, vampiros, brujas y esqueletos la hemos vivido en Parque Warner de Madrid. ¡Una pasada! Desde que pones un pie en el parque todo tiene un ambiente de película de terror… Los espantapájaros colocados en los laterales del pasillo principal te escoltan sigilosamente hasta que escoges un camino: derecha, zona infantil o, izquierda, espectáculos y  área de adultos. De las farolas cuelgan siniestras calabazas y, de los árboles, piernas y árboles de bruja.  Pero cuidado con quedarse mirando absorto toda la decoración, en cualquier momento puede aparecer el payaso Pennywise para asustarte y obligarte a salir corriendo sin parar hasta refugiarte y meterte, como hicimos nosotros, en el espectáculo musical Delirium… ¡Sinceramente, nada que envidiar a los de la Gran Vía de Madrid!

La baza fuerte del parque está en los espectáculos nocturnos preparados para la ocasión y,  es que cuando la noche cae, los espíritus pueden campar a sus anchas sin control alguno. Y, quizás, también, en la entrega de los visitantes que, como no podría ser de otra manera, acuden (Elena iba de vampiresa y, Ana, de caperucita roja)  vestidos con sus disfraces más tétricos…

halloweenLa familia Alonso Nieto somos muy fans del Parque Warner y  tengo que decir que, aunque no nos perdemos ninguna de sus citas importantes-apertura de temporada en primavera, baño refrescante en verano con warner beach, cita terrorífica en halloween o día de emociones en Navidad, entre otros eventos-  siempre descubrimos algo nuevo y nos vamos con la sensación de que falta mucho por ver.

Pero volviendo a Halloween, aún nos quedan unos cuántos planes por delante de aquí al 31 de octubre: la fiesta en el colegio, la que organiza la profesora de inglés de Elena y… ¡la que nos hemos inventado las vecinas de la comunidad! Entre varias mamás hemos decidido que los niños subirán y bajarán las escaleras del bloque, atravesarán los garajes y  camparán a sus anchas por el patio para encontrar, según las pistas que les demos, las casas en las que les esperan unas ricas golosinas. Y tú, ¿qué planes tienes para la noche del 31 de octubre?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *