Pintacaras sencillos de Halloween

Ya sabéis que este verano hice un curso online de pintacaras con Froggies y descubrí las increíbles pinturas de Snazaroo de las que pronto os contaremos más sobre un sorteo… Pero ese es otro tema del que aún no puedo dar detalles (pronto lo haré!)… a lo que voy:  ¡ideas para este Halloween!

En aquel curso online, las sesiones en las que yo pintaba a mis hijos se acabaron convirtiendo en sesiones en las que les pintaba brevemente para dejarles pinceles y pintura y que me pusieran a mí, como dice mi madre, hecha un cristo. Literalmente. Rojos y negros eran sus colores favoritos y debo reconocer que entre sus creaciones más reales se encontraban las cicatrices. Ya os imaginaréis la cantidad de pintura que utilizan cuando me pintan… menos mal que utilizamos Snazaroo y se quita muy fácilmente con agua y jabón e incluso con toallas húmedas.

No sé porqué, pero es un tema, este del miedo, que les fascina. Nos fascina (aunque personalmente me da un poco de repelús, la verdad). Podrían haberme pintado de cualquier cosa, pero deciden hacer de mí un Frankestein. Si algún psicólogo tiene idea de qué puede significar, que me escriba por privado, se lo ruego.

De momento no lo doy más importancia y me preparo mentalmente para afrontar un nuevo Halloween en el que intentaré que los niños se inclinen hacia creaciones más dulces. El año pasado la mayor fue de bruja y el pequeño de calabaza. Este año, la mayor quiere de Drácula y el pequeño de bruja. Personalmente, solo quiero evitar cicatrices y sangre. No me hace gracia verlos con ella ni aunque sea de mentira. Qué voy a deciros, me da no sé qué en el estómago… Cada uno tenemos nuestras manías, no entremos en detalle…

Propuestas de todo tipo tenéis en la web de Snazaroo donde además encontráis el tutorial sobre cómo hacer cada pintacaras. Os dejo algunas ideas:

Niño demonio

Captura de pantalla 2017-10-20 a las 16.50.17Una idea muy sencilla con la que se sentirán terroríficos… ¡y sólo tres colores!

Poned la base naranja o roja y dad los toques en negro como veis en la imagen. Es importante que la base naranja esté bien seca para que el color quede bien, especialmente cuando pintéis los cuerpecitos blancos.

Con ropa roja o negra y algún accesorio tendréis el disfraz completo. ¿Soy yo o el pintaras realmente es casi todo?

 

Bruja calabaza

Captura de pantalla 2017-10-20 a las 16.50.25Este es el modelo que hice con la mayor el año pasado y le encantó. Es un diseño perfecto si vais a una fiesta que incluye merienda porque, al no cubrir la boca, evita que se estropee mientras comen y se limpian con manos y servilletas.

También es muy sencillo y con solo tres colores: una base naranja en la parte de los ojos, sin cubrir la boca. Haz la silueta de la calabaza e incluye el rabito verde. Es un pintacaras perfecto si van de brujas con tonos naranjas o de calabazas.

Zombis por la casa

Captura de pantalla 2017-10-20 a las 16.50.08¿A qué niño no le gusta sentir que da un miedo terrorífico? Con tres colores (blanco, negro y rojo) podéis hacer un zombi tan divertido como este. Practicaréis mezclando colores para conseguir los toques de gris. Ya os advierto que es complicado pintar sobre blanco, pero si dejais que la base se seque bien y cogéis suficiente cantidad de negro en el pincel para que quede negro y no gris, os quedará perfecto.

Muchos más detalles no puedo daros… eso lo aprenderé en el curso de pintacaritas de Froggies al que os animo a apuntaros porque es súper divertido.

Os recomendamos seguir de cerca las ideas de pintacaras para cada estación con Snazaroo, además de sus ideas de decoración, cocina y manualidades, porque no tienen desperdicio. Ojalá este post sea el comienzo de una gran inspiración para organizar una superfiesta de Halloween en casa o uniros a alguna de las que tenéis cerca. Si os animáis a replicar las ideas de Halloween de Snazaroo, ¡no olvidéis compartir vuestras creaciones en redes sociales mencionándolos!

¡Halloween ha llegado para quedarse… que lo disfrutéis!

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *