Estas vacaciones voy a hacerme pequeña

Tengo la mala costumbre, o buena según se mire, de hacer listados. Casi siempre mentales, pero muchas veces también los pongo negro sobre blanco para que no se me olvide nada. Hago listados para la hoguera de San Juan, listado para el nuevo año, listado cuando cumplo años y recopilo lo mejor del que acaba y lo que quiero conseguir en el nuevo… Este verano, lo incorporo también a las vacaciones porque quiero más que nunca exprimirlas al máximo y que no se me queden cosas por hacer. 

Y estas vacaciones tengo un hilo conductor. Me lo dijo mi hija hace unos días: “Mamá, cuando seas pequeña podrás jugar a muchas cosas como yo”. Desde entonces, tengo un deseo que me obsesiona: hacerme pequeña.

Por eso, elaboro aquí este listado para lo que espero de las vacaciones que dentro de unos días llegarán a mi vida. No serán largas, pero seguro que me da tiempo a hacer un buen porcentaje de estas cosas (queda claro que se trata de vacaciones de playa, disculpadme los montañeros):

kids-beach-toys-1554289-639x852

  • Sentarme a jugar. Sin móvil, sin tele, sin ruidos, sin llantos… sentarme y disfrutar de la caravana de Peppa, de los coloreas, de las manualidades con rollos de papel higiénico, de los castillos de arena… lo que sea pero sin mirar al reloj. Harta estoy de poner siempre límites temporales al grito de “cuando la manilla grande llegue al…”.
  • Comer un helado mirando al mar.
  • Pasear el paseo marítimo jugando a “no pisar las rayas” en el suelo.
  • Montar con mis peques en un par de atracciones de feria.
  • Buscar un restaurante italiano de los de verdad y que mis niños prueben un arancini (soy incapaz de hacerlo en casa) ahora que los dos comen arroz y rebozado. Ñam, ñam…
  • Dedicar un rato a ojear el catálogo de Netflix; tenemos algunas series infantiles  que llevan semanas guiñándonos un ojo para entrar a verlas y no nos da tiempo. A ver si por fin podemos disfrutar de nuevas series sin mirar al reloj, quizá incluso antes de dormir, sin que importe si les cuesta más coger el sueño luego. Con suerte, también los adultos podremos repasar nuestro catálogo.
  • Bañarnos al atardecer (mejor si es en la playa, pero la piscina también me vale).
  • Bailar al ritmo de un músico callejero.
  • Pasear de la mano del padre de las criaturas aunque sea unos segundos, ¿quizá la mayor pueda llevar el carrito del peque? 😉
  • Mirar el cielo y disfrutar de las estrellas con alguna de las apps que nos recomendó Lidia en este post que me encanta.

Seguiría hasta el infinito, pero hay que ser realistas… ¿cuáles son vuestros must para este verano?

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *