The Magic Forest desde dentro: Hablamos con sus monitores

Seguro que ya todos conocéis The Magic Forest, ese maravilloso espacio de ocio infantil cargado de fantasía en el que los niños viajan a un bosque secreto alucinante, con altas flores que se pueden trepar, coloridas setas, enormes volcanes por los que deslizarse como en toboganes… Pero, ¿quién está detrás de las actividades que se organizan en este espacio?

¿Quiénes se quedan con nuestros hijos mientras nosotros tomamos algo en las instalaciones, nos vamos al cine o a trabajar si les llevamos a uno de los días sin cole que organiza The Magic Forest? Hoy os lo contamos, de la mano de 4 de los monitores de este espacio: Patricia, Borja, Alejandra y Victoria no cuentan cómo organizan las actividades para estos días sin cole, qué tienen en cuenta a la hora de diseñarlas y cómo reaccionan los niños.

Patricia lo tienen claro: una de las cosas más importantes a la hora de dejar a los niños en uno de los días sin cole de The Magic Forest es “que los padres se queden tranquilos porque los niños van a estar bien atendidos: preparamos temáticas divertidas para los niños con las que aprenden a crear manualidades, las utilizan en talleres de cine, superan pruebas divertidas… pero no nos podemos olvidar de que The Magic Forest es un parque infantil por lo que siempre dejamos tiempo para que disfruten de las instalaciones”.

De hecho, en palabras de Borja, más allá de las actividades organizadas para un día concreto, “para los niños entrar en The Magic Forest ya es en sí misma una experiencia: imaginaos con 5 o 6 añitos y midiendo un metro entrar en un mundo de fantasía, con techos hasta el cielo, inmensidad de colorido, árboles mágicos, casas de duendes…”. Eso sin hacer mención a los talleres en los que los niños pondrán en práctica su creatividad e imaginación y entrarán en contacto con mundos desconocidos para ellos. “La reacción siempre es una expectación constante en la que demandan más y más experiencias. Sus ojos se abren como platos y no se cierran hasta que, con tristeza, abandonan el parque”.

No en vano, las actividades organizadas en The Magic Forest no se elaboran al azar sino que cuentan con un equipo de profesionales detrás que valora cada una de las aportaciones e intenta que el contenido sea no sólo lúdico, sino también educativo.

Otra de las monitoras de The Magic Forest, Alejandra, comenta que las personas que conciben estas actividades “somos profesionales de la rama de animación socio-cultural, diseñamos actividades innovadoras y lúdicas, pero sin olvidarnos de unos contenidos educativos así como transversales, siendo éstos el eje de nuestra intervención lúdico-educativa a que sin ellos las actividades carecerían de un porqué y un para qué”.

De hecho, igual que para los niños los días sin cole son días muy emocionantes, también lo son para los monitores. Como afirma Alejandra, “son días cargados de emoción, ilusión y pasión de un trabajo previo que se refleja en la acogida y la aceptación de las actividades por parte de los niños porque creemos que algo especial comienza con una sonrisa y esta es una de las razones por las que creemos que son días especiales, tanto para los niños como para nosotros, donde somos generadores de contextos, espacios y encuentros especiales“.

collageDSC2

En cuanto a las actividades, “si el diseño de éstas es completo, lúdico y dinámico, abarcaremos a un mayor número de niños provocando una integridad entre actividad y niño (…) destacamos actividades donde experimentan, exploran y manipulan articulando las estructuras psicológicas cognitivas, afectivas y emocionales de cada niño”.

De hecho los niños suelen aceptar muy bien las propuestas de los monitores. Victoria comenta que los niños “¡nunca se cansan! Es increíble la energía que tienen desde que llegan hasta que se marchan, pero, como ya nos han confesado muchos papás y mamás, ¡esa noche duermen del tirón después de un día con tanta actividad!”.

Para los niños más tímidos, quedarse en The Magic Forest no es un problema porque, en palabras de Borja, “es una oportunidad para los niños tímidos ya que tanto en el juego libre como en los talleres, la socialización es importantísima: se favorece la creación de grupos de juego, la interacción entre ellos y la participación. Es muy importante que salgan de The Magic Forest con nuevos amigos”.

Por su parte, Victoria asegura que el trabajo de los monitores también favorece la socialización: “todos los monitores fomentamos las actividades de trabajo en equipo y cooperación en las atracciones del parque infantil”.

“Otro punto importante”, comenta Alejandra, “es la complicidad, interacción y dinamización entre monitor y niño“, además de la comunicación entre los padres y los monitores que se quedan a cargo de sus hijos. Esa unión es primordial para que el niño lo pase bien y se cree un vínculo con el parque más allá de las instalaciones que le hará querer volver y quedarse más tranquilo y en confianza, tanto al niño como a los padres.

¿Queréis saber qué ha organizado The Magic Forest para los próximos días sin cole? Aquí encontraréis más información.

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Un comentario en “The Magic Forest desde dentro: Hablamos con sus monitores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *