Los 3 pilares de la educación

Por Maribel Gamez, cofundadora de Sácate el Carné de Padre.

¿Para que enviamos a nuestro hijo al colegio? Esta pregunta puede chocar de primeras, ya que damos por hecho que un niño debe asistir a la escuela desde que es muy pequeño e ir poco a poco insertándose en la sociedad.

Sin embargo, esta pregunta es útil porque nos hace reflexionar sobre cuáles son nuestras motivaciones y deseos para nuestros hijos cuando les mandamos a la escuela. Nos facilita proyectarnos en el futuro y visualizar qué tipo de persona nos gustaría que fuera. ¿Qué cosas me gustaría que le enseñaran en la escuela que formarán parte de su vida adulta? ¿Qué áreas del niño debería estimular la escuela y cuáles en casa? ¿Qué ocurre cuando áreas muy importante de él no se ven cubiertas en la escuela?

Si atendemos a las directrices de las leyes orgánicas de educación, vemos que el colegio  tiene tres pilares fundamentales: el desarrollo de las habilidades (de trabajo personal y de equipo, de resolución de conflictos) , el manejo y conocimiento de las propias emociones y, por supuesto, el conocimiento de materias específicas, es decir los contenidos.

Los dos primeros pilares pueden sorprendernos ya que muchos padres piensan, y no sin razón, que el colegio solo se encarga de enseñar contenidos de las principales materias como lengua, matemáticas, música o conocimiento del medio, y que tanto las habilidades como el manejo y conocimiento a nivel emocional se aprenden fuera.

Sin embargo pensemos que los niños están en el colegio muchas horas interactuando con niños de su edad, también con niños más pequeños y grandes y también con adultos. Los conflictos son algo normal en esa interacción y deben ser resueltos en el momento en que ocurren.

No podemos pensar que los conflictos que ocurren en el colegio tienen que tener una resolución en casa, ya que en ese momento sería demasiado tarde, el aprendizaje ya estaría hecho. Cada colegio de manera organizada o tácita tiene una forma de resolver esos conflictos.

También podemos pensar que esos tres pilares se contemplan solo cuando los niños están en etapa infantil o primaria, dejándolos de lado en secundaria o bachillerato. Sin embargo, ¿no es una etapa conflictiva a nivel emocional la adolescencia como para no prestar atención a estos asuntos? ¿No es aquí cuando tienen que asentar sus habilidades sociales y de autonomía?

Si muchos padres piensan que en los colegios se enseñan solo conocimientos es porque en España en particular se hace hincapié en este pilar en concreto. Sin embargo, parece que no con mucho éxito. El último informe PISA  arroja resultados sobre los niveles de conocimiento en lengua y matemáticas de los alumnos de primaria, nos dicen que algo está fallando y que quizá el método tradicional y las tan sabidas técnicas de memorización usadas en muchos colegios  no ayudan a los niños a aprender lo que tienen que aprender. Otro tanto pasa con las habilidades prácticas y cotidianas de estos niños: los resultados no son mejores.

Si se quiere un desarrollo integral y armónico del niño hay que prestar mucha atención a estos tres pilares, y por eso muchas personas optan por modelos educativos alternativos para sus hijos. Os presentamos un resumen muy pequeño de estas alternativas en España

Aquí solo comentaré algunas haciendo hincapié en que es la forma de educar lo que provoca que los niños tengan una educación diferente, con resultados también diferentes.

  • Educación en casa: es una opción poco conocida y que pocos padres siguen en España.  Consiste en educar a los niños en el propio domicilio, con un método elegido por ellos. Ahora mismo es un método alegal, es decir, la legislación tiene un vacío a este respecto. Los niños están obligados a pasar pruebas académicas que certifiquen su evolución.
  • Método Waldorf. De origen alemán y con más de 100 años de historia, no se conoció en España hasta los años 70. Uno de sus pilares educativos es respetar los ritmos del niño, tanto es así que de 0 a 7 años no hay contenidos académicos aunque si preparación para la lectura y escritura. Las clases  que comparten niños de diferentes edades están llenas de actividades cotidianas y apegadas a la naturaleza (hacen pan, tienen su propio huerto), trabajo con telares, etc.
  • Método Montessori. De origen italiano y fundado por María Montessori, mujer pionera del siglo XIX en muchos sentidos, vio la necesidad que tienen los niños de experimentar con todo lo que les rodea, tocar las cosas y jugar y que son curiosos por naturaleza. Le pareció que esa curiosidad debía ser el centro de las clases y que debía ser estimulada. Por eso desarrollo una serie de materiales para estimular el aprendizaje a través de los sentidos. Los niños en clase trabajan por proyectos cuyo eje es un tema elegido por ellos, y realizan su propio material de estudio.
  • Comunidades de aprendizaje. Este proyecto educativo implica a todas las personas que tengan de manera directa o indirecta influencia en los aprendizajes de los alumnos. Hablamos de que tanto la comunidad como la familia y voluntarios tienen un papel activo en el aprendizaje y la educación del niño.

Independientemente de si se opta por un colegio más tradicional o por una alternativa educativa, si que sería bueno preguntarnos cómo de bien (o mal) cubre el colegio cada uno de estos tres pilares y qué podemos hacer para estimular aquellos que el colegio presta suficiente atención.

Si queréis ampliar más información o conocer mejor el proyecto Sácate el Carné de Padre, podéis visitar su web y contactarlos.

logo-carnetpadres-700x300

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *