El pádel, un deporte perfecto para practicarlo en familia

Adivina adivinanza… ¿A qué podemos jugar con nuestros hijos que nos asegure que no llenamos la casa de voluminosos juguetes, nos ayude a llevar una vida más sana y potencie una mayor complicidad entre nosotros? Sin duda la respuesta la encontraréis en el deporte y, de todos los deportes interesantes que podéis disfrutar en familia, hoy queremos hablaros, por primera vez en este blog, de las ventajas del pádel. 

Efectivamente el pádel es un deporte que muchos tienen catalogado como el deporte de “unos pocos”, un deporte que necesita de importantes inversiones y para bolsillos más abultados de lo normal. Pues no es para nada así. Por poner un ejemplo, podéis encontrar unas palas de pápel Babolat, que es una marca bastante interesante, por menos de 40€. El pádel es ya, y cada vez más, un deporte para todos los públicos, tanto de edad como de poder adquisitivo. Es divertido, sano, fácil de entender para los más pequeños y además engancha así que lo tiene todo para convertirse en un buen aliado para pasar buenos ratos.

Beneficios del pádel en familia

  • Se puede jugar al aire libre o en pista, lo que lo hace ideal para practicarlo todo el año. Sabemos que a los niños no les importa nada correr bajo la lluvia, pero hacerlo a cubierto en pleno invierno nos animará a ir a jugar sin temer coger un resfriado.
  • Tiene un alto componente social: si además podéis jugar con amigos, los niños lo disfrutarán mucho más porque no se trata ya solo de jugar en familia, sino de un encuentro con otros compañeros de deporte.
  • Os permitirá conoceros mejor: ver cómo reacciona mamá o papá a una derrota, a perder un tiro o a todo lo contrario, será fundamental para que los niños os conozcan más… ¡y vosotros a ellos! Fijándoos en sus reacciones podréis ayudarles a gestionar mejor las emociones si les cuesta un poco, por ejemplo, la derrota.
  • Mejorará la comunicación en familia: podréis tratar temas con calma con los niños lo que os brindará una oportunidad única para charlar con ellos de sentimientos, de deportividad, etc.
  • Tiempo de calidad: No desaprovechéis la preparación y el camino hacia el juego, puede ser un tiempo muy valioso para ver cómo están los niños, cómo han pasado el día, hacer un repaso a esos temas que les preocupan…
  • Les educaréis en el sano hábito de practicar un deporte, lo cual siempre es un valor positivo para la vida. ¡Esperemos que lo mantengan!

Aprovechad la Navidad para equiparos

Es importante que tengáis un buen equipo para jugar. Para esto puede que la excusa de la Navidad sea perfecta. Iréis conociendo marcas interesantes para como las que os comentaba para las palas, la marca Babolab, pesan poco y ayudan a los niños a sentirse bien jugando. Que tengan goma eva en el mango, por ejemplo, es uno de los detalles que os hará sentir la pala más cómoda en vuestra mano.

Las pelotas de padel, aunque os pueda parecer que son como las de tenis, no lo son en absoluto: son más pequeñas, tienen mayor rebote (botan más) y tienen menor presión, lo que hace que el juego sea más lento que el tenis porque la pelota, en esencia, va más despacio.

Otro de los elementos que vais a necesitar para vuestra equitación es un buen calzado. Encontraréis zapatillas de padel wilson por debajo de los 55€. Nada mal para empezar, ¿verdad?

Para que se conviertan en buenas aliadas, lo principal es que sean cómodas, vistosas (en el caso de los niños siempre ayuda a que lo cojan con ganas) y ligeras. La amortiguación es importante teniendo en cuenta vuestro peso para que los impactos sean lo más ligeros posible. Tened en cuenta el dibujo de la suela según cómo y dónde vayas a jugar:

  • Suela de puntos, también llamada omni. Es la clásica de este deporte. Tiene buen agarre en hierba artificial pero se desgasta más rápido que la suela de espiga así que si ya jugáis al pádel con frecuencia o pretendéis a hacerlo, quizá no sea buena la mejor opción. Sí lo será, en cambio, si vais a empezar poco a poco pues es muy cómoda también en pista.
  • Suela de espiga: la más común entre los aficionados. Las zapatillas con esta suela os durarán mucho más y, aunque no os dará tanta estabilidad, os permitirá deslizar en algunos puntos para alcanzar ciertos tiros que parece que no vais a llegar a devolver.
  • Mixta: mezcla las anteriores, puntos en la parte delantera y espiga en el resto. De esta forma nos ayuda a deslizar y nos dura más tiempo.

En cuanto a la ropa, será fundamental que os ayude a sentiros cómodos: de algodón, con un buena transpiración y flexible serán los requisitos imprescindibles.

En total, podéis encontrar una buena equitación de pádel por poco más de 100€ por persona que seguro que es lo que os cuestan un par de juguetes de estas fechas así que… ¿por qué no animaros a disfrutar juntos de una nueva experiencia?

 

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *