Los niños españoles habrán pasado más de 26.000 horas delante de una pantalla cuando cumplan 18 años

En concreto serán 26.280 horas, tres años completos de su vida con sus días y sus noches los que, según un estudio realizado por Multiópticas para concienciar sobre el Screen Pollution, dedicarán los niños españoles a las pantallas. Y estos datos son el resultado del estilo de vida de hoy,  que todavía no utilizamos la pantalla a nivel educativo como se espera que se utilice en los próximos años.

Estos datos se desprenden el estudio realizado por el conocido centro de visión con el que pretenden visibilizar un problema fundamental en la sociedad: el excesivo uso de pantallas de los más pequeños sin ningún tipo de protección para los ojos de los pequeños. Los niños, en mayor medida que los adultos, no protegen sus ojos frente a la luz azul de la pantalla, lo que deriva en importantes daños en la visión.
Por eso, para concienciar sobre un uso responsable y con protección de los dispositivos, Multiópticas ha lanzado una campaña bajo el concepto Screen Pollution, en la que ponen sobre la mesa una importante controversia: ¿Y si existiera una empresa que diseñara mobiliario infantil que integrara pantallas que nos ayudaran en el “cuidado” y educación de nuestros hijos?
Como veis en el anterior vídeo, Multiópticas simula el lanzamiento de tres productos de mobiliario infantil que integran pantallas, que empezararían a sumar horas de exposición sin ningún tipo de filtro azul que proteja sus ojos de la luz de la pantalla.
No se trata solo de reducir el uso de las pantallas, sino de utilizarlas de manera responsable y saludable porque, según los datos de este estudio, parece inevitable utilizar dispositivos en los primeros años de nuestros hijos a pesar de que la Organización Mundial de la Salud aconseja que no se utilicen en absoluto antes del año y no más de una hora al día en menores de 5 años. Sin embargo y a pesar de estos datos, los niños de 5 años ya manejan con soltura las tablets; de hecho 3 de cada 10 padres compran un dispositivo a sus hijos antes de los 4 años a pesar de que el 87% de los padres se preocupan por el tiempo que sus hijos pasan ante la pantalla.
A pesar de que los padres sepamos que las pantallas los niños no son una buena combinación, lo cierto es que el uso que nosotros mismos, como adultos, hacemos de las pantallas no es el más recomendable, De hecho, según el estudio de Multióptica, los adultos pasamos hasta 11 horas al día delante de una pantalla, lo que nos deja poco margen para mirar a nuestros hijos a los ojos. Si ellos nos ven mirando a la pantalla constantemente (al levantarnos y acostarnos e incluso en el baño, donde 2 de cada 3 reconocen llevarse el móvil), no es extraño que los niños también quieran su propio teléfono o tablet.
Con el confinamiento, además, el uso de las pantallas ha aumentado considerablemente (4 horas más de uso en los adultos, una hora y media más en el caso de los niños) hasta tal punto que el 60% de los españoles reconoce sufrir o haber sufrido molestias en los ojos.

Qué es el Screen Pollution

Según el 80% de la población, lo primero que hacen al levantarse y lo último antes de acostarse es mirar un dispositivo con pantalla. Entre esa primera y última consulta, hay multitud de momentos en los que nos centramos en móviles y ordenadores como herramienta de trabajo o para socializar. Esta exposición prolongada a los dispositivos, como todo tipo de contaminación, deriva a largo plazo en problemas de salud. “Screen Pollution” es la manera en la que nos referimos a esta problemática y a los perjuicios que acarrea.

Consejos de Multiópticas para mejorar nuestra salud visual

El objetivo de esta campaña elaborada por Multiópticas no es otro que ayudarnos a tomar conciencia de la importancia de cuidar nuestra visión ante una actividad potencialmente peligrosa que todos desarrollamos cada día: la exposición a las pantallas. Conscientes de que no podemos dejar de trabajar con nuestros ordenadores, por ejemplo, lo único que podemos hacer es protegernos, ¿pero cómo hacerlo?

El Catedrático en Oftalmología de la Universidad de Valencia, Manuel Díaz Llopis, en colaboración con la asociación Empantallados, recomiendan una serie de pautas para intentar reducir los efectos nocivos para la salud ocular de esta práctica:

  • Autoevalúate: sé consciente del tiempo que haces de manera individual del uso de las pantallas y, por supuesto, evalúa que se exponen tus hijos.
  • Crea un plan personal y familiar de uso digital. Elimina las notificaciones para evitar la tentación de consultar constantemente tu teléfono.
  • Ayúdate de aliados o trucos para medir el tiempo de uso. Las alarmas son muy útiles y también hay programas que incorporan esta función que puede ayudarnos.
  • Parpadea con frecuencia de manera consciente y voluntaria para ayudar a tus ojos.
  • No te olvides de hacer descansos cortos pero periódicos levantando la mirada y desenfocando la pantalla para estimular tus ojos y ayudarles a modificar el foco. Lo ideal es que sea cada 45 minutos como máximo e incluso mayor frecuencia según avanza el día.
  • Utiliza lágrimas artificiales u otros lubricantes oculares para prevenir el ojo seco, muy frecuente cuando se utilizan pantallas. Notarás que tienes ojo seco secundario cuando tengas enrojecimiento, necesidad de cerrar los ojos y la sensación de tierra dentro del ojo.
  • Controla la distancia a la que mantienes la pantalla: entre 35 y 50 centímetros para pantallas pequeñas (móvil y tablet) y a un mínimo de 55 centímetros para otras pantallas fijas.
  • Si llevas gafas graduadas, añade el filtro de luz azul que te protegerá de estos problemas.
  • Predica con el ejemplo con tus hijos y deja la pantalla de lado cuando hables con ellos.
  • Cread un plan familiar para un uso responsable de la pantalla: tiempo, momentos de uso , etc.
  • En menores de 21 años favorece el uso de las pantallas fuera del horario escolar y en horas sin sol, para que las pantallas no le roben tiempo al sol y a las actividades que podemos hacer bajo luz natural. 
  • Desintoxícate un día a la semana y aparca tus dispositivos en favor del deporte, la lectura, la naturaleza…

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *