Cuándo y cómo elegir profesor particular

Por aprenderT

Ahora que ya nos hemos lanzado a la rutina, muchas familias se plantean la posibilidad de buscar un profesor de apoyo para sus hijos. Ante esta decisión queremos resolveros algunas dudas que os puedan surgir al respecto y orientaros sobre los pasos a seguir.

En primer lugar, debemos hacer una reflexión sobre la causa del “fracaso escolar” que estamos observando en el niño. Como padres es bueno que escuchéis a los maestros y tutores de la escuela de vuestros hijos ya que pasan muchas horas con ellos y, por supuesto, les conocen bien en relación a los aprendizajes.

Ellos os van a dar una visión sobre las dificultades que el niño está presentando, qué áreas son las que le cuestan y cuál es su motivación y actitud ante los estudios. Del mismo modo los orientadores escolares os van a guiar en este sentido.

Con esta información, debéis analizar si las dificultades se dan en todas las asignaturas o sólo en algunas de ellas. También es bueno que penséis si la trayectoria hasta ahora ha sido buena y lo que se ha producido es un “bajón” debido, por ejemplo, al cambio de ciclo educativo, un cambio en los profesores (ha pasado de tener un profesor a tener cinco, uno por cada asignatura), o quizás a nivel personal hay algo que le está interfiriendo.

Pero si por el contrario, en cursos anteriores ha ido “flojillo”, la causa principal puede residir en su motivación, dificultades en algún área del aprendizaje o una falta de hábitos y estrategias para el estudio y el trabajo diario.

En estos casos, la ayuda que ofrece un profesor particular no va a ser muy beneficiosa ya que el cometido que tiene éste es enseñar o reforzar conceptos sobre aquellos aspectos que el niño no comprende y le cuesta asimilar. Por lo tanto, lo que se necesita en esos casos es un apoyo específico donde se le puedan dotar de estrategias tanto al niño como a los padres para poder ir resolviendo estas dificultades.

Sí recomendamos el apoyo de un profesor particular cuando el niño no comprende bien, por ejemplo, conceptos de lengua, matemáticas, inglés o física y química, y además en el resto de asignaturas tiene un buen rendimiento.

En resumen:

  • Es bueno consultar con los maestros y orientadores escolares para que os ayuden a tomar una decisión
  • Si la trayectoria ha sido baja en cursos anteriores o el fracaso se produce en muchas áreas, se precisa un apoyo específico.
  • Si las dificultades se centran en áreas determinadas, o en la adquisición de conceptos nuevos y de complejidad, un profesor particular les ayudará a mejorar y superar con éxito estas dificultades.

Por último recordaros que cada familia y cada niño tiene unas características particulares que hay que tener en cuenta. Desde aprenderT os ofrecemos orientación para detectar este tipo de dificultades. Os animamos a que nos conozcáis solicitándonos una primera cita gratuita y sin compromiso para que podamos resolver vuestras dudas.

Y si lo que queréis es valorar este tipo de dificultades u otros aspectos que os preocupen desde Mamá Tiene un Plan os ofrecemos una buena oportunidad con un descuento muy interesante y siempre manteniendo la primera cita gratuita y sin compromiso.

Os esperamos en aprenderT.es

aprenderTlogo

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *