Qué hacer si tu hijo te pide una moto

Se habla mucho de cuándo comprar o no un móvil a los niños, de qué tener en cuenta… pero hay otro “artilugio” que llama poderosamente la atención de nuestros peques que es muy probable que os pidan antes de lo que esperáis: una moto. ¡Algunos son grandes apasionados desde su más tierna infancia y podemos imaginar que más pronto que tarde pedirán una “de verdad”! Pero, ¿sabías que pueden conducirlas desde los 15 años? Si a tu peque le llaman la atención… ¡empieza a prepararte para la pregunta! Te contamos qué tener en cuenta a la hora de afrontar esta delicada solicitud: 

“Mamá… ¿me compras una scooter de segunda mano?”. La pregunta resuena cada año en al menos 25.000 hogares españoles anualmente, según datos de la DGT, puesto que son más de 25.000 los jóvenes los que cada año obtienen su permiso de conducción AM, el que desde los 15 años les permite conducir ciclomotores. Pero son otros 7.000 los jóvenes de 16 y 17 años obtienen anualmente su permiso A1, que permite conducir motos de hasta 125 c.c.

Resumiendo: si a tu adolescente le gusta el mundo de las motos, vas a oírle hablar de lo mucho que les gustaría poder conducir una moto, de lo muchísimo que la necesitan y, yendo un paso más allá, de dónde y cómo comprar motos trail de ocasión tal y como, seguro, ya han hecho sus amigos porque… ¡pocas cosas les resultan más atractivas que el brillo de una moto, la velocidad y la adrenalina! Pero es que, además, tiene muchas cosas positivas para el crecimiento de vuestros hijos y pasa su día a día: les dará más independencia que, a esas edades, empieza a corresponder el dárselas; el hecho de que consideréis darles una moto hará que se sientan más responsables, dignos de vuestra confianza; por no hablar de los gastos mucho más reducidos que un coche y un consumo mucho más moderado y ecológico.

Pero no olvides que os corresponde a vosotros, madres/padres de la criatura, juzgar en primera instancia si es tal y como lo cuenta el interesado del que, finalmente, seguís siendo responsables.

Qué tener en cuenta antes de responder a nuestro adolescente

Según la Dirección General de Tráfico es importante considerar algunos argumentos importantes:

Valoremos los gastos que requiere una moto

No sólo el comprarla sino también el mantenerla, asegurarla, conseguir los permisos que necesita para poder conducirla. ¿Necesitamos también garaje? Pensad en esos gastos y valorad si podéis asumirlos. Sin duda son mucho más comedidos que los de un automóvil, cuya compra suele retrasarse un poquito cuando ya estamos utilizando la moto. Si la respuesta es que sí, que estáis dispuestos a asumir estos gastos, ¡sigamos adelante!

Cómo nos sentimos nosotros ante esta nueva forma de transporte

Hay padres y madres que tienen ya relación con el mundo de las motos y son conscientes de sus ventajas, comparten esa pasión y saben lo mucho que sus hijos van adisfrutar conduciendo una motocicleta, con todas las comodidades que comporta.

Sin embargo, otros padres no van a poder evitar pensar en riesgos, datos de accidentes… Tened presente que, para valorar lo que vuestro hij@ os quiere proponer debéis estar abiertos a escuchar, sin prejuicios. Si no, no habrá comunicación.

¿Realmente necesita una moto?

Este seguramente será el primer argumento que os dé vuestro adolescente: “tardaré menos en hacer el trayecto de clase a casa y podré ponerme antes a estudiar”. Seguramente tenga toda la razón y haya ya estudiado los tiempos de idas y vueltas, las ventajas que supone ir en moto frente al transporte público, sin duda ganará en tranquilidad… Escuchad sus argumentos, compartid puntos de vista y hablad con claridad. Qué esperáis de ellos y a qué se comprometen.

¿Está preparad@?

En esta discusión toca hablar de madurez: ¿Puede asumir lo que implica conducir un vehículo para sí mismo y para los demás?

Piensa en ejemplos concretos: ¿crees que se pondrá el casco siempre?, ¿respetará la velocidad?, ¿crees que podrá ser lo suficientemente prudente a la hora de adelantar, incorporarse a la autopista, etc? Si crees que es así… es probable que estéis preparados para dar el paso. ¡A veces el momento ideal es el presente!

¡Disfrutad de esta nueva etapa con vuestros hij@s!

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *