Matilda El Musical llega al Teatro Nuevo Alcalá con un montaje espléndido

El personaje de Matilda ha sido siempre muy querido en casa. Mis hijas han leído el libro y han visto una decena de veces la película, así que, cuando vieron la publicidad de Matilda El Musical, nos suplicaron ir a verlo. Y ¡no sabéis qué acierto fue ir con ellas a ver este maravilloso espectáculo, apto para todos los públicos! Un sensacional montaje, una escenografía que os alucinará y un elenco, formado casi todo por niños, que os dejará totalmente impactados. Realmente es como reza su slogan: ¡Ni te lo imaginas! Eso mismo. No te imaginas que sea tan perfecto, tan mágico, tan espectacular.

Al entrar en el Teatro Nuevo Alcalá ya adivinas parte de la escenografía tan extraordinaria de la que vas a ser testigo a lo largo de las dos horas y media de musical. Un escenario rodeado por más de 300 libros gigantes y una gran eme mayúscula central, acaparan nuestra atención. Es un sueño. Los ávidos lectores, como una servidora, lo gozarán. Y es que, como recordaréis, Matilda es una niña, extraordinariamente inteligente, que ama leer. Por ello es incomprendida y repudiada por sus padres y hermano, con cerebros muy limitaditos… Tampoco la directora del colegio, la temida señorita Trunchbull, comprende a Matilda. Bueno, ni a Matilda, ni a ningún niño, ya que los odia. Pero Matilda encontrará grandes amigos en el cole y, sobre todo, se refugiará en el amor que le brinda su profesora, la señorita Honey y en la admiración de la bibliotecaria.

Si maravilla la escenografía fija que ves al entrar, el público ni se imagina lo que verá a lo largo del montaje. Una escenografía móvil que te traslada al colegio, a la casa de Matilda, a su habitación, a la casa de la señorita Honey, al patio del cole, al despacho de Trunchbull, a la biblioteca… Una auténtica obra de arte totalmente ensamblada para introducir al espectador en la historia.

Al despliegue escenográfico se une el profesional elenco, formado por 82 actores y 16 músicos, uno de los más grandes de la cartelera madrileña. De ellos, más de 60 son niños. Pues bien, si ya tiene mérito que un actor adulto interprete, cante y baile magistralmente, el mérito es doble cuando se trata de este gran número de niños. Dos años de ensayos y preparación tienen la culpa. Pero el esfuerzo y el trabajo se han visto recompensados porque todo el elenco borda sus papeles, sus bailes e interpretaciones. Y los niños lo hacen de fábula. Como curiosidad, os cuento que los papeles de los peques se van rotando para que no descuiden sus estudios y, por ejemplo, hay 7 Matildas, una para cada día de la semana. Nosotros pudimos ver a Daniela Berezo y nos pareció magistral en su interpretación. Berezo cuenta con una voz preciosa y realiza un trabajo que roza la perfección.

Mención aparte también merece Oriol Burés, que borda el papel de la directora, “La Trunchbull”, a la que, además de su carácter de dureza y rectitud, introduce toques de humor y cambios de voz y registro que hacen que el público se desternille de risa, literalmente hablando. Allende Blanco en su papel de la señorita Honey no puede ser más dulce. Clava este papel de la profesora de Matilda. Nos encantaron, además, Lavender, la mejor amiga de Matilda, tan bonita y natural en su papel. Y también Pablo Cavestany, en el papel de Michael que, nos fascinó en la escena del pastel.

Hablando de escenas, Matilda El Musical recoge algunas de las escenas más emblemáticas de la película de Danny DeVito, como esta del castigo a Michael y el pastel gigante de chocolate o la del lanzamiento de la niña de las trenzas. Todas ellas magistralmente llevadas a las tablas del Nuevo Alcalá, con efectos especiales que resultan pura magia. Os hago un poquito de spoiler: en el lanzamiento de la niña, de repente, ella aparece en el palco más alto del teatro gritando “¡estoy bien!” Algo que mi pequeña Pilar todavía, a día de hoy, no acaba de explicarse. Me dijo en el teatro susurrando: “mami, es ella de verdad, ¿cómo puede ser?”

Las composiciones musicales son también una pasada. Pegadizas y chulísimas. Me quedo con los temas “Si eres mayor” y “Somos rebeldes”, interpretado y bailado por todo el elenco. Las coreografías son una gozada y las voces de los actores hacen que el público se quede ojiplático y aplauda tras cada tema. Mis hijas me preguntaron, en varias ocasiones, si realmente cantaban todos en directo. Así de perfectas son las actuaciones musicales.

En definitiva, Matilda El Musical tiene todos los ingredientes para convertirse en el éxito de la temporada. No es de extrañar que haya estado tantos años en cartel en Broadway y en Londres; que hayan visto el musical más de 10 millones de espectadores y haya cosechado 99 premios internacionales. Ahora que está en Madrid, ¡no os lo podéis perder! Venta de entradas en www.musicalmatilda.es.

Sobre María Cerrato

Periodista y mamá a tiempo completo. Amante y adicta a la cultura en sus múltiples variedades: literatura, teatro, arte, cine… Una adicción que ahora también comparto con mis niñas, Carmen y Pilar, que son mi vida y a quienes siempre he intentado contagiar este amor incondicional por la cultura. Ellas son mis actuales compañeras de escapadas teatrales, lecturas de cuentos, películas animadas… Todas estas escapadas ahora puedo compartirlas con otras mamás a través del blog de este fantástico medio de comunicación que es Mamá Tiene un Plan, con el que tengo el orgullo de colaborar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *