Las mejores calas de Ibiza para visitar en coche

Hace tiempo que viajamos en coche por Ibiza y fue una experiencia increíble. ¡Estoy deseando repetirlo con los niños! Probablemente penséis, como yo, que lo más práctico con peques es establecer un centro de operaciones, buscar una oficina de Goldcar y organizar salidas con rutas sencillas y no demasiado largas para  disfrutar de una cala distina cada día. Os contamos cuáles son las que no podéis perderos aunque la lista en Ibiza, avisamos, es muy larga y todos los destinos son alucinantes.

Ya hace mucho que Ibiza se ha establecido en el panorama nacional e  internacional como un destino de referencia mucho más allá de la fiesta, que durante un tiempo fue, a nivel turístico, su principal atractivo. Sin embargo, con o sin fiesta, sus playas, sus calas, su naturaleza y su patrimonio son dignos de una visita pausada, disfrutando de cada minuto.

Cala Gracioneta

Se encuentra muy cerquita de San Antonio, una de las zonas que cuenta con mayor oferta hotelera y donde muy probablemente podríais establecer vuestro centro de operaciones. Esta cala es una cala pequeñita y muy acogedora -30 metrosd e largo y 60 de ancho-,de arena clara y resguardada entre rocas envueltas por pinos.
Para llegar Para llegar a Cala Gracioneta en coche desde San Antonio debéis ir por la carretera PM-812 en dirección a Santa Agnes y coger el desvío a Cala Gració al lado izquierdo y seguir las indicaciones.

Playas de Conta

A pesar de ser una de las playas con más afluencia de gente en verano, es imposible no recomendarla porque es tremendamente bella. Arena blanca, aguas turquesas y rodeada de pinos. Un paraíso. ¿Nuestro consejo? Llegar tempranito para encontrar dónde colocar la toalla.
Las playas de Conta están formadas por dos calas: Cala Conta y Racó d’en Xic. Se trata de dos entrantes frente a varios islotes, lo que crea una panorámica inolvidable.
La mejor manera de llegar es alquilando un coche, aunque también puede llegarse en barco.
En coche desde San Antonio debéis tomar la carretera PM-803 en dirección a San José y seguir las indicaciones – puede estar señalizada como Cala Comte.

Cala Salada y Cala Saladeta

Más concurrida la primera que la segunda a la que se accede a través de un sendero en un breve paseo pero igualmente bellas las dos. Arenas doradas y aguas cristalinas forman un paisaje de ensueño del que no querreis iros en todo el día.
Desde San Antonio debéis tomar la PM-812 en dirección a Santa Agnes. Dos kilómetros de distancia para tomar el desvío a la izquierda y descender hasta llega a la costa.

Cala de San Vicente

 En el noreste de la isla encontaréis esta playa preciosa, mucho más extensa, con 400 metros de longitud y entre 30 y 40 metros de anchura. Rodeada de pinos y con aguas tranquilas y azuladas enesta zona tendréis además todos los servicios que necesitáis para estar cómodos

Podéis llegar a Cala San Vicente en coche desde San Juan, tomando la carretera PM-811, o desde Santa Eulalia, utilizando la PM-810 y siguiendo las indicaciones.

Cala Vadella

Una cala en el suroeste de Ibiza en un espacio increíble entre paredes rocosas con aguas azul turquesas. Las rocas protegen a los bañistas del viento creando un espacio super agradable y tranquilo.
Para llegar a esta cala en coche, debéis buscar el desvío que se encuentra a la altura de San José en la carretera PM-803 donde encontraréis la salida hacia Cala Vadella y Cala Tarida.
 Estas son solo algunas de las calas más recomendadas, las que no podéis perderos, pero Ibiza tiene muchas más opciones, aptas para todos los gustos y necesidades. Más o menos escondidas, a las que tardaréis más en llegar o aparcaréis con más o menos esfuerzo, pero siempre impresionantes y preciosas.
Una vez allí, disfrutad de la familia, de los juegos con los peques, de hacer castillos o de la puesta de sol. No dejéis pasar unsegundo sin acaparar esos momentos mágicos y quedároslos para siempre en vuestra memoria.

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *