¿Se puede viajar en moto con niños?

Ay, esas motos y esos coches que tan locos vuelven a nuestros hijos… ¡y a muchos padres! Si te ha tocado en suerte un niño o niña de esos que viven fascinados por la maravilla de ir sobre ruedas, seguro que os preguntáis cuándo y cómo podréis llevarle en vuestra propia moto… Eso si no recurristeis a tiendas como compramostumoto.es cuando os convertisteis en padres o madres para pasar a otro medio de transporte más “kid-friendly”. ¡Os lo contamos!

Vaya por delante en este artículo que, cuando hablamos de niños, nos referimos SIEMPRE a niños y niñas. Igual que cuando hablamos de padres, incluyo también a las madres. Nos acogemos a la aún vigente norma de la RAE que incluye ambos sexos en el masculino genérico, por aquello de ahorrarnos escribir el doble. Esperamos no herir sensibilidades.

Aclarado esto, vamos a por esas normas…

Consulta con tu seguro siempre

Te recomendamos siempre que lleves al niño en moto, que lo hagas con el consentimiento del otro progenitor y que consultes con tu seguro la cobertura en caso de accidente con un menor a bordo.

Ok a partir de los 12 años

Los niños pueden montar en moto como acompañantes desde los 12 años. Su complexión física es cercana a la de un adulto y también pueden comprender sin ningún problema los riesgos y peligros que encarna el viajar en moto y, por tanto, el comportarse con cautela.

De 7 a 12 años, solo con padres o tutores

Sin embargo, los más pequeños también pueden viajar en moto como acompañantes siempre que lo hagan con sus padres o con sus tutores. La ley no permite que lo hagan con nadie que no sean ellos en esta franja de edad.

Casco y protección, fundamentales

El casco debe tener la medida adecuada y utilizarse correctamente, atendiendo especialmente a un buen ajuste. La normativa no estipula como imprescindible ningún otro equipamiento, pero siempre es recomendable que se utilice un calzado cerrado, guantes y ropa larga, en ningún caso pantalones cortos o camiseta de manga corta.

Nunca entre el conductor y el manillar

El niño deberá ir siempre detrás del conductor, nunca delante puesto que, en caso de accidente, su exposición sería mayor y, teniendo en cuenta su peso, estaría aún más expuesto al peligro.

 

Sólo en trayectos cortos y si es imprescindible

Aunque la normativa no dice nada al respecto, parece lógico pensar que los desplazamientos en moto deben limitarse al mínimo imprescindible cuando llevamos niños pues, aunque se puedan hacer, son mucho más arriesgados que los desplazamientos en otros medios de transporte.

 Cómo debe sentarse

Nunca de lado, siempre debe ir a horcajadas y, muy importante, con los pies bien apoyados en los reposapiés laterales. Si el niño no alcanzara a apoyar los pies en estos reposapiés, no debería montar en la moto.

Mejor con apoyo para la espalda

Hay motos que lo tienen y motos que no, pero siempre es mejor si cuentas con caja en la parte trasera. Al niño le servirá para apoyarse y, además de ir más cómodo, ganar estabilidad. Os ayudará a los dos a la hora de ir más seguros.

 

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *