Cibeles de Cine: un cine de verano con magia en el centro de Madrid

Uno de los mejores planes con niños, cuando cae la tarde en el periodo estival es, sin duda, el cine de verano. Seguro que estos días habéis acudido a uno o lo tenéis en mente. Pues bien, nosotras estuvimos este fin de semana en uno muy especial, incluso podría calificarse de mágico: Cibeles de Cine.

Seguro que habréis oído hablar de este ciclo, que se celebra en el interior de la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles de Madrid. Nosotras ya conocíamos el interior de la Galería de Cristal porque habíamos acudido a otros eventos que se han realizado allí y es una maravilla, pero no habíamos tenido el placer de acudir durante el ciclo de Cibeles de Cine. Desde luego, una vez que acudes allí a ver cualquiera de las pelis programadas, te das cuenta que cualquier otra sala de cine se queda un poco corta porque, desde que entras, te sumerges en un ambiente cinéfilo al cien por cien. Una mezcla entre plató de rodaje y estudio hollywoodiense te impregna al entrar en el recinto.

El acceso se realiza por la puerta principal del Palacio de Comunicaciones, que es uno de los más impresionantes de Madrid, parece una tarta de nata, como bien dice mi niña mayor, ubicado frente a la imponente Diosa Cibeles. Una vez allí, pasas un detector de metales y el arco de seguridad y te preguntan al lugar al que te diriges -el denominado CentroCentro acoge exposiciones, restaurante, terraza panorámica y bar-coctelería con vistas, además del ciclo de cine de verano y, por supuesto es sede del Ayuntamiento de la capital-. Te indican dónde sacar las entradas, que tienen un precio de 6€, la general y de 12€, con consumición. Nosotras optamos por la clásica entrada con bebida y palomitas. Por supuesto, también las podéis sacar online y ahorraros colas.

El cine comienza a las diez de la noche, pero el acceso se puede realizar a partir de las ocho y, una vez que accedes al interior, entiendes por qué. En la parte más alargada de la Galería de Cristal se ubican barras de bar con mesitas, sillas, butacas, sillones de capitoné y hasta colchones, que a mis hijas y a mi sobrina les encantaron. En estas terracitas puedes tomar algo en un ambiente de lo más cinéfilo, antes de pasar a la zona de la proyección. La decoración es preciosa y súper íntima, todo a media luz y con una exposición de cartelería pop art que cuelga del techo, con escenas de grandes pelis, realizada por la artista francesa Flore Maquin: Pulp Fiction, La Máscara, Eduardo Manostijeras… Pero si llegas con poco tiempo, también puedes comprar la comida y la bebida o las palomitas y tomártelo mientras ves la peli. O llevarte los bocatas de casa, como en los cines de verano de nuestra infancia, y comértelos durante la película.

Nosotras entramos sobre las ocho y media, con lo que nos dio tiempo a dar una vuelta y a tomar algo antes de la peli. Después, nos pusimos en la cola para acceder a la zona de butacas, que se ubica en la parte más amplia de la Galería. Si decidís entrar a la peli directamente y queréis elegir sitio, os recomendamos que lo hagáis al menos media hora antes, ya que las butacas no son numeradas y la verdad es que, a pesar de contar con nada menos que 700 asientos, estaba lleno algo que es muy buena señal. Al acceder a la zona del cine, te reparten auriculares, ya que el sonido de la peli es recepcionado a través de los mismo de forma inalámbrica. Imaginaros las peques, ¡alucinaron! Lo de los auriculares está genial porque hace que te aísles mucho más del sonido ambiente y, además, si eres muy sensible al sonido demasiado alto, puedes regularlo a tu gusto. De hecho, hubo un momento muy gracioso durante la película, cuando ésta llega a un punto de intriga y fue que, como Pilar, mi pequeña, es tan miedosilla, miré a mi lado donde estaba sentada ella y vi que se había quitado los auriculares y los tenía puestos en el cuello. Le pregunté “Pilar, ¿por qué te quitas los auriculares? Y ella me contestó “Ahora me los pongo mami es que esta parte me da un poquito de miedo”. Me reí a carcajadas pensando que había sido muy inteligente por su parte pensar que, sin sonido, las partes de miedo no dan tanto miedo…

Otro punto positivo de este cine de verano tan especial es que puedes ver tu peli favorita a la luz de la luna, pero a través de una gran cúpula de cristal, con lo que, tanto si hace frío, calor o llueve, la buena temperatura está asegurada. De hecho, la temperatura era ideal y no excesivamente baja como suele suceder en las salas multicine, en las que te pasmas de frío.

Un completo cartel con grandes joyas del cine y estrenos

El cartel de Cibeles de Cine es de lo más variado y abarca desde los últimos estrenos, hasta el cine más galardonado de la última gala de los Óscar, pasando por otro mucho más alternativo, así como por grandes joyas del cine clásico y, por supuesto, los sábados están reservados al cine familiar. En nuestro caso elegimos asistir el día que proyectaban la nueva peli de ‘El Rey León’, que aún no habíamos visto, y fue alucinante poder disfrutar de este gran clásico de Disney en su versión de película en este lugar. Imaginaros disfrutar del cielo estrellado de África bajo el cielo estrellado de Madrid. Pura poesía. Y con el aliciente de ver la torre del Palacio de Comunicaciones asomando por el firmamento. Además, había público familiar y público adulto a partes iguales, ya que se trata de una peli de la que nadie quiere perderse su nueva versión. Si no la habéis visto aún, sabed que es uno de los imperdibles de la cartelera de este año. Hubo un momento, en el que me ahuequé el auricular izquierdo para coger de la mano a Pilar y bailar y cantar al son de ‘Hakuna Matata’. Cuál fue mi sorpresa al escuchar a medio cine cantando el clásico de Disney a voz en grito. Esto es lo que pasa con los grandes clásicos del cine. Que hacen empatizar a mayores y pequeños.

Lo dicho, una gran experiencia y un plan nocturno que no os podéis perder. De hecho, nosotros ya estamos consultando la cartelera para ir en parejas solo los adultos porque nos quedamos con ganas de más. Cibeles de Cine estará hasta el 12 de septiembre. Podéis adquirir las entradas y consultar la cartelera en https://www.centrocentro.org/programa-publico/cibeles-de-cine.

Sobre María Cerrato

Periodista y mamá a tiempo completo. Amante y adicta a la cultura en sus múltiples variedades: literatura, teatro, arte, cine… Una adicción que ahora también comparto con mis niñas, Carmen y Pilar, que son mi vida y a quienes siempre he intentado contagiar este amor incondicional por la cultura. Ellas son mis actuales compañeras de escapadas teatrales, lecturas de cuentos, películas animadas… Todas estas escapadas ahora puedo compartirlas con otras mamás a través del blog de este fantástico medio de comunicación que es Mamá Tiene un Plan, con el que tengo el orgullo de colaborar.

Un comentario en “Cibeles de Cine: un cine de verano con magia en el centro de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *