¿Cuál es la mejor alternativa a las pantallas este verano?

¡Ya está aquí el fin de curso y muchos padres se lo toman como el famoso minion con cara larga del gif que está dando al vuelta a todas las pantallas del planeta: un minion que aguanta con paciencia las burlas del minion profesor que arranca estos días con júbilo. Otros padres, en cambio (los que mejor pueden organizarse para conciliar, sin duda), comienzan las vacaciones con la misma ilusión o más que sus hijos porque al fin se acaban las prisas, los trabajos, los exámenes, los deberes, las idas y venidas a las extra escolares… y pueden volver a disfrutar, al 100% de sus retoños. Seas el padre o madre que seas, seguro que hay un tema que te preocupa: cómo conseguir este verano que los niños no se lancen a las pantallas a cada momento… ¡Os damos la solución! 

Sin duda la mejor forma de evitar que los niños estén todo el día pegados a tele, ordenador, tablet o móvil que se encuentren por ahí es estar con ellos y ofrecerles alternativas. Y es importante, porque nos esperan nada menos que 11 semanas de vacaciones en las que vamos a necesitar recursos…

Hace tiempo leía en redes sociales que para un niño, la palabra AMOR se deletrea T.I.E.M.P.O (no sé la autoría) y me parece muy cierta. Es nuestra mejor manera de demostrárselo… pero soy consciente, como todos, de que no siempre es posible. Por eso, es importante que aprovechemos los ratos que podemos dedicárselos al 100% alejándonos nosotros también de pantallas. ¡Ánimo, que podemos hacerlo!

Según el Ministerio de Educación, en España hay más de 9 millones de estudiantes en Enseñanza No Universitaria. De ellos, casi 1.800.000 son alumnos de Infantil y casi 3.000.000 de Primaria. Todos estos alumnos pasan buena parte de sus vacaciones entre abuelos u otros familiares y campamentos varios y, cuando vuelven a casa, la mejor actividad que podemos hacer es, simplemente jugar con ellos.

Una buena alternativa a las pantallas: los juegos de mesa

Muchos padres y madres se lamentan de que “no saben jugar”… de que no tienen suficiente imaginación para proponer a sus hijos manualidades u otros juegos, pero no os engañéis, para jugar con los niños lo mejor es dejaros llevar. Olvidad que seáis vosotros quienes tengáis que llevar la voz cantante porque simplemente, no os van a dejar.

Si queréis jugar a algo un poco más estructurado de lo que ellos os proponen (algunos padres y madres pierden en interés por el camino y ayuda tener unas normas que seguir), para todas las edades, una de las mejores alternativas de juego son los juegos de mesa: educativos, cooperativos o competitivos, pero siempre entretenidos y siempre presentándonos un reto.

Además de pasarlo bien, con ellos reforzamos vínculos con nuestros hijos y los niños refuerzan sus capacidades cognitivas (y nosotros también, que a veces llegamos al verano algo atrofiados), fomentan la socialización, activan los reflejos, enseñan a respetar turnos y seguir normas… en fin, que son todo ventajas.

Además, tienen otra ventaja importante: podemos llevárnoslos a la calle y jugar con ellos al aire libre. Algunos estudios muestran que muchos niños no salen de casa más de una hora al día durante buena parte de las vacaciones. ¿Una hora al día?  Pues sí, así es… Por eso, salir más, llevarlos al parque y combinar actividades de juego libre con estos juegos de mesa que os comentamos en la playa, la piscina, el parque o donde se tercie, puede ser una buena idea. ¿Quién no ha llevado en el bolso alguna vez una baraja de cartas para entretenerse con los peques en la consulta del pediatra? Pues este verano os animamos a hacer lo mismo en el parque en lugar de en el salón de casa. ¿Os lanzáis?

La marca de juguetes Asmodee ha puesto en marcha este verano una campaña popularización de juegos de mesa con algunos de sus juegos más populares de la que nos hacemos eco con tres sorteos que os van a encantar:

No son los únicos juegos de la marca Asmodee; cuenta con los juegos más didácticos de la temporada, con la que los menores podrán asentar los conocimientos adquiridos durante el periodo escolar por medio de hilarantes dinámicas y retos, como son: Time’s Up!, que mezcla la historia con el desafío y la intriga, o Desafíos de la naturaleza, un juego de cartas con una creatividad muy conseguida.

Si el objetivo es activar recursos como la velocidad de reflejos o la concentración existen otras opciones de juegos de la temporada como los que sorteamos: Jungle Speed o Dobble, indicado para la velocidad, observación y reflejos o, Exploding Kittens, que busca eliminar a los rivales lo más rápidamente posible.

¿Ya tenéis en mente qué juego os gusta más? Adelante… ¡a disfrutarlo todo el verano!

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *