Marbo, el juguete interactivo para jugar, bailar y cantar

Este año los regalos estrella entre los más pequeños de la casa son sin duda los juguetes interactivos de reconocimiento de voz con los que los niños pueden jugar,  bailar y cantar. En casa ya hemos elegido el nuestro, el pingüino Marbo de Juguetrónica, y aunque Elena aún no lo ha probado -será su gran sorpresa el día 25 cuando abra los regalos que Papá Noel deje debajo del árbol- yo ya he querido testarlo antes de envolverlo.

“Hola soy Marbo, tu nuevo amgio interactivo. Canto, bailo y cuento historias, pero sobre todo me encanta enseñar y aprender cosas nuevas”. Este es el saludo incial que hace Marbo cuando lo sacas de la caja y aprietas el botón de On. Te lo dice con una voz muy alegre , mientras mueve sus patitas, y sus ojos, con un corazón en la pupila, cambian de color. Y una vez que hemos hecho las presentaciones oportunas, comenzamos a interactuar él y yo.

Captura de pantalla 2016-12-22 a las 9.58.54Primero escojo el modo  hablar a través del cual puedo “establecer” una conversación y sorprendida -en mi época no existía esta clase de juguetes- me pongo a casi entrevistarle (deformación profesional). “¿Cómo te llamas?”, “¿Sabes nadar?”,  “¿De dónde eres?”, y Marbo me contesta. Lo más divertido es que puedes interrumpir a Marbo tocando la parte superior de su cabeza. Pero ojo con darle mucho en el cogote, tocarle la tripa o acariciarle las alas, porque Marbo reacciona al contacto con sus sensores y se puede quejar, ja, ja, ja. Pero quizás lo que creo que más le puede fascinar a mi hija es la opción que incluye de imitar voces. Tú dile a Marbo una frase que quieras que repita y él lo hará encantado. ¡Sí, sí, cuando lo vea Elena va a alucinar!

El mundo Marbo no se acaba aquí. Juguetrónica te da la opción de descargarte la aplicación Marbo Lexibook desde distintas plataformas, LEXIBOOK market, Appstore o Google Play, y aumentar así las posibilidades de juego con él a través de los cuentos, la música e, incluso, alimentándolo con deliciosas recetas. ¡Lo presiento, Marbo va a ser uno más en familia!

Última anotación. Tengo que dar un punto a favor de Marbo, bueno mejor de sus fabricantes, porque viene con pilas, algo que se agradece bastante. Y es que aún recuerdo hace un par de años a última hora del día 24 de diciembre como mi marido y yo nos recorrimos todas las tiendas de mi barrio en busca de las pilas tamaño LR6 AA 15 V que necesitaba el pulpo lanzabolas. ¿A alguien más le ha pasado?

¡Feliz Navidad a todos!

Un comentario en “Marbo, el juguete interactivo para jugar, bailar y cantar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *