Que no se te vuelva a perder

Perder objetos importantes, o incluso perder a los niños -no es tan difícil en eventos multitudinarios-, es una de las grandes preocupaciones de los padres. Vamos con demasiadas cosas en la cabeza (y en las manos)…

Hace un tiempo leía una consulta desesperada de una madre en un grupo de Facebook: su hija había perdido uno de esos peluches que regalan en las droguerías con las sales de baño. Un peluche-esponja que pasaría desapercibido si no fuera porque se había convertido en el favorito de su peque. Digo que estaba desesperada porque no estaba a la venta en ningún sitio y su niña llevaba días sin dormir y muy triste. Preguntaba dónde podía comprar otro y, aunque nadie supo qué decirle exactamente (la promoción había pasado y no estaba a la venta en ningún sitio) una mamá recordó tener uno idéntico en casa y se lo envió. 

04_Peluche_columpioEn este caso, la historia terminó bien, ¡pero no siempre es así! Un día es un peluche, otro el patinete o la bicicleta, otro la tablet, alguna maleta en los viajes… Siempre hay riesgo de perder cosas valiosas y, con niños, hay objetos que son irremplazables. En mi caso, siempre digo que mis hijos no son de chupetes, pero no es cierto. Son de un solo chupete y, cuando no lo tengo a la vista, entro en modo pseudo-pánico.

Guillermo Torrijos, director ejectivo de PierdoyEncuentro nos comenta que “las oficinas de objetos perdidos están llenas de carritos de bebé que la gente no va a buscar, pero que sí se han encontrado”. Su experiencia como padre también ha marcado su trayectoria profesional: “Recuerdo un viaje con mis hijas en el que olvidamos el peluche favorito de una de ellas en el hotel… ¡esa noche fue interesante, qué disgusto se llevó la pobre!”.

Quizá con este recuerdo en la cabeza, Guillermo ha puesto en marcha un servicio, PierdoyEncuentro, que pretende evitar que los objetos se pierdan y, si es así, que puedan localizarse fácilmente a través de varias vías:

  • Etiquetas: se identifica el objeto con una etiqueta que reza “Devuélveme en PierdoyEncuentro” e incluye un código alfanumérico. Cuando la persona que lo encuentra teclea ese código en la página web o aplicación y el propietario recibe un aviso al correo electrónico. Este es un servicio gratuito e incluye alrededor de una treintena de etiquetas.
  • La colocación de un dispositivo: si te alejas más de 25 metros del objeto en cuestión, salta una alarma en la aplicación que te avisa de que lo has dejado atrás. Puedes contar con un solo dispositivo e ir moviéndolo según el objeto que quieres tener localizado en casa salida, o contratar dispositivos extra para proteger varios objetos.

etiquetaSeguro que muchos ya lo estáis pensando: ¿se puede colocar esto a los peques? Porque realmente ellos son lo primero que no queremos perder de vista cuando salimos y hay edades en las que controlarlos es verdaderamente complicado.

También han pensado en ello en PierdoyEncuentro. Puede sonar raro, pero desde luego es práctico, más aún si tenemos varios niños y estamos pensando en asistir a un evento multitudinario, como un mercadillo, una cabalgata de reyes, una visita a un parque temático… No es difícil perder a alguno de vista, pero en este caso, si andas despistado, tu dispositivo móvil te dará la alarma: Tu hijo no está a tu lado, pero está lo suficientemente cerca para que lo veas desde donde te encuentras. Desde luego es una forma fácil de evitar perder a los niños en eventos multitudinarios.

Guillermo Torrijo lo tiene claro: “la idea es que sea un servicio preventivo, que nos ayude a salir más relajados”. De momento, el producto es el mismo, pero pronto habrá un dispositivo específico para niños. No os perdáis todos los detalles sobre cómo funciona PierdoyEncuentro.

logo

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *