Los niños sí juegan con todo

Hay algunos comentarios, generalmente de desconocidos que hablan por hablar, que me ponen nerviosa: una es que pidan besos a mis hijos, otra que digan que los niños se entretienen con las cajas de los juguetes y otra que  se cuestionen para qué quieren tantísimos juguetes “si al final no juegan con nada”.

Sobre lo primero y sin entrar en polémicas, creo que el niño debe ser libre de dar un beso cuando quiera y a quien quiera. Sin que haya que pedírselo. Si alguien cree que es el momento de besar al niño, porque entra o sale de casa en ese instante, que predique con el ejemplo y en lugar de pedir besos, los dé. Siempre sin importunar al niño ni forzarle a que “se deje”. Es mi opinión.

Sobre que los niños se entretienen con las cajas… es totalmente cierto… ¡a determinadas edades! Dale a un niño de 7 años una caja vacía y verás dónde la tira. No es que les eduquemos en el materialismo, es que un regalo se aprende que está formado por varias partes: papel, caja y juguete en cuestión. Los padres de niños mayores de 3 años estarán de acuerdo conmigo en esto.

Sobre si sería mejor que tuvieran menos juguetes, está claro que sí. No necesitan ni de lejos todos los que tienen. Igual que nosotros no necesitamos todos los abrigos que tenemos en el armario. Pero, igual que en mi caso no me pongo ni la mitad de mis abrigos a lo largo del año, los niños sí juegan con sus juguetes. Si no con todos, sí con un altísimo porcentaje. En el caso de mis peques, van por rachas y saltan de uno a otro como pueden, porque muchos les reclaman su atención, especialmente en días posteriores a grandes fechas jugueteras (cumpleaños y Navidad), pero jugar, juegan con todos.

Y esa capacidad de jugar con todo a la vez e ir incorporando distintos tipos de juguetes a una misma acción, me parece una maravilla. Me fascina ver cómo son capaces de mezclarlos, de incluir en sus historias juguetes de diversos tipos e integrarlos en una  trama conjunta.

IMG_20151211_181934Estas Navidades, como sabéis, en casa ha llegado Peppa Pig en bicicleta, unos cuantos personajes de La Patrulla Canina con uno de los vehículos e incluso un Zowi del que se enamoró la madre (mea culpa) y pidió en su carta de Reyes. No lo pude evitar, me encanta este robot. Es una pasada y creo que tiene un potencial maravilloso. Seguiré investigando cómo sacarlo partido más allá de las funciones programadas, que por el momento nos tienen locos en casa superando pruebas, porque parece ser que los niños pueden llegar a programar sus propias funciones, nuevas, ellos solitos. Parece ciencia ficción, pero ocurre.

IMG_20160119_164400

Así, en nuestro juego, para compensar que no tenemos todo lo que necesitan los cachorros de La Patrulla Canina, construimos una torre de control con piezas aptas para niños a partir de 6 meses. Esas grandes de colores pastel  que los bebés no pueden comerse. Con otras más pequeñas de construcción (de un juego que fue mío cuando yo tenía la edad de mi hija) hicimos un par de vehículos más para que los cachorros viajaran en parejas. Encontrar este juego de construcción en el trastero fue una absoluta fiesta que se prolonga un rato cada tarde desde hace seis meses.

Con los vehículos de salvamento hechos por nosotros va nuestra patrulla corriendo como loca mientras les persigue Peppa Pig en bicicleta, que ha perdido los frenos y no puede dejar de cantar porque la bruja de Blancanieves la ha hechizado. Esta fue la historia de ayer. Por suerte, aunque la Patrulla Canina no se hacía con la situación, llegó Zowi, al que hemos apodado Aida Zowi que consigue parar a Peppa estirando su pie y haciendo un divertido baile  que nosotros mismos hemos programado en el móvil con la aplicación que  nos ayuda a manejarlo.

IMG_20160119_164450Nunca intervine en la creación de la historia, que cada día cambia y se transforma. Cada día que toca jugar con estos componentes, porque otras veces Aida Zowi se convierte en el rey de las cocinillas,a La Patrulla le da por tocar el piano o irse de vacaciones en su caravana para visitar a los 7 enanitos que han sido invadidos por los ponis, otros grandes rescatados de mi infancia.

La imaginación es libre e infinita, ¿no os parece? Y el tiempo de juego con los niños un privilegio. Dicen que los niños aprenden jugando. Es evidente, pero siempre me planteo lo mismo: ¿Quién aprende más jugando, ellos o nosotros? Es MARAVILLOSO.

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

3 comentarios en “Los niños sí juegan con todo

  1. Gracias por este artículo. Explicas muy bien para que son los juguetes. Son sencillamente para jugar. Y además, sorprendentemente, sirven para jugar a cosas diferentes a las que en principio estaban previstas. Tengo un hijo de seis años. Aún juega con juguetes que compramos para su primer cumpleaños o su segunda navidad. También juega con las cajas,por supuesto, a veces le sirven de garaje o de cueva pirata. Y a pesar de haber recibido regalos por 6 cumpleaños, 6 navidades y otras ocasiones especiales, siempre cabe en sus historias el nuevo juguete . Creo que el problema de quien piensa que un niño no necesita juguetes es que no se acuerda de cuando fue niño, y ahora no se para a mirar a los niños mientras juegan. Es cierto que probablemente se las arreglarian con menos , hay miles de niños que tienen que hacerlo, por eso me parece injusto que en familias en las que caben complementos de moda, no imprescindibles y otros caprichos de mayores, que muchas veces no usamos más de dos veces, se cuestione la cantidad de juguetes.

  2. Muy buen artículo Diana, me has recordado a mis propios críos jugando. Imaginación pura y desatada. Lástima que luego crecemos y perdemos un poco de todo esto… Pero tener a los peques es la mejor forma (para mí) de recordar lo que una vez fuimos. Por cierto, en lo de las cajas estoy deacuredo más o menos. Tengan la edad que tengan las usan. Si yo mismo con ocho años me acuerdo que las usaba para construirme castillos!! jaja. Pero esto de las cajas se acabará con el avance de todo lo digital. Sabes cuál es uno de los ‘juguetes’ preferidos de mis hijos? Los juegos de esta página! http://www.mundoprimaria.com/ Dedican un rato cada tarde al volver del cole. Antes por lo menos si les comprabas un videojuego venía en cajas (aunque fuera pequeña). Ahora se conectan y… ni caja ni nada!! EN fin, supongo que los tiempos cambian. Un saludo!

  3. Hay que tener en cuenta a la hora de comprar juguetes a niños, al menos, tener claro que edad tiene el niño y dirigir el juguete a las capacidades que pueda desarrollar a esa edad. Por eso es bueno estar bien asesorado en una tienda que ofrezca la posibilidad de comprar juguetes didácticos que ayuden al desarrollo de las capacidades de los más pequeños

Responder a Maria José Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *