Tres días de ruta en familia por Vitoria y La Rioja Alavesa

shadow
DESCRIPCIÓN

Tres días en Vitoria y La Rioja Alavesa en familia dan para mucho y nosotras os vamos a desvelar los municipios con más encanto de esta zona de la geografía vasca, las actividades más divertidas y didácticas para hacer con niños y diferentes restaurantes y alojamientos ideales con peques. ¿Nos acompañáis?

Antes de meternos de lleno en el curso, hemos decidido hacer una escapadita al norte en familia. En concreto, a la bella ciudad de Vitoria y a la zona de Rioja Alavesa y La Rioja. Allí hemos conocido municipios de cuento, realizado actividades en cuatro dimensiones, nos hemos convertido en auténticos arqueólogos, hecho catas y maridajes de vino y mosto artesano y saboreado la mejor gastronomía en paisajes idílicos. Una ruta para realizar con calma, disfrutando del momento con vuestros hijos. ¡Os lo contamos todo!

 Día 1: La ciudad medieval amurallada de Laguardia y sus bodegas subterráneas

El primer día, antes de llegar al hotel ubicado en Vitoria, realizamos la primera parada en el municipio de Laguardia. Nos lo habían recomendado mucho y nada más parar en el aparcamiento disuasorio de fuera de la muralla, ya adivinamos la belleza de esta localidad. Se trata de una villa medieval totalmente amurallada y, en su interior, todas las viviendas han utilizado los materiales de la murallla, con lo cual, sus calles empedradas son un auténtico cuento de hadas. Lo mejor que podéis hacer es perderos por sus calles, pasear por ellas y mezclaros con sus vecinos. Os trasladaréis a otra época. No os perdáis las iglesias de San Juan y Santa María, la plaza del Gaitero, la torre Abacial y la Plaza Mayor y su carrillón.

Por supuesto, en la cuna del Rioja, no os podéis perder una visita a una de sus bodegas. Nosotros elegimos la de El Fabulista, ya que se encuentra en el interior de la muralla y conserva toda a esencia de la fabricación artesana por maceración carbónica y la elaboración de sus caldos en sus bodegas subterráneas o "calados". Y es que Laguardia cuenta con más de 300 calados que horadan el subsuelo del municipio. La bodega El Fabulista debe su nombre a que, el palacete que ocupa fue la morada del prestigioso fabulista, Félix María Samaniego. De hecho, los vinos de esta bodega toman sus nombres de las fábulas escritas por este ilustre señor. Pues bien, en la visita guiada a la bodega El Fabulista, os contarán de manera muy amena, el modo de fabricación artesana de su vino por maceración carbónica y pisado de la uva, las subzonas vitivinícolas del lugar y podréis visitar su "calado" a siete metros bajo tierra, el más grande de Laguardia. Allí comprobaréis cómo es el lugar ideal para la fabricación y conservación del vino y realizaréis una cata comentada de tres vinos y un maridaje con queso y chorizo. Los peques podrán también saborear el vino de niños, un mosto artesano, en la misma copa de decantación que vosotros. ¡Toda una experiencia para ellos! Os recomendamos reservar estas visitas. Y, si vais en fin de semana, contratar las teatralizadas, en las que conoceréis al mismísimo Samaniego.

Después del turismo por Laguardia y de la visita a la bodega, nos fuimos a comer a una finca idílica que recomiendan todas las guías: Villa Lucía. Se encuentra a las afueras de Laguardia y cuenta con un gran aparcamiento. Cuando llegamos allí, pudimos contemplar un enclave bucólico, lleno de árboles y viñedos, al abrigo de la sierra cantábrica. En su interior, amplios y cuidados jardines, con fuentes y riachuelos os esperan, así como un salón comedor, con vistas a estos exteriores, para comer. Un asador en el que podréis degustar el mejor producto kilómetro cero, elaborado en las mejores brasas. También cuentan con extraordinarios menús para niños que os encantarán. Todo está preparado para que la calidad y la estancia en familia se den la mano; de hecho, cuando llegan a las niñas les entregan un librito con actividades y lápices para colorear.

Después de la comida, optamos por conocer un poco más la finca, que cuenta con un museo del vino interactivo, ideal para niños, en el que ellos pueden tocar, oler y jugar y aprenderán, en una visita guiada, lo más curioso sobre la fabricación de los caldos del lugar, de manera amena y divertida. La visita finaliza con una experiencia en cuatro dimensiones, con la proyección del cortometraje "En tierra de sueños", una vivencia fantástica en la que os nevará sobre los hombros y os mojaréis bebiendo de la bota de vino. Y, lo mejor de todo, viajaréis con Vinfo, el duende del vino, sobrevolando los paisajes del lugar. 

Día 2. El paisaje insólito del Valle Salado de Añana y Haro, la capital del Rioja

El Valle Salado de Añana es un lugar único en el mundo. Es un tesoro arqueológico, histórico y una reserva natural maravilloso. Cuando llegamos al lugar, a 25 minutos de Vitoria, el paisaje que se presentaba ante nuestros ojos parecía de otro planeta. En este encave pudimos realizar una experiencia en cuatro dimensiones, en la que un salinero nos contó de manera muy amena y divertida por qué existe sal en este lugar, cómo se extrae y las fases históricas por las que han pasado las salinas, pues tienen más de 7.000 años, ¡ahí es nada! También descubriréis que la sal de este lugar es una de las mejores del mundo, muy apreciada por los restaurantes estrella Michelín y los tipos de sal que se comercializan. Tras la experiencia en 4D, realizaréis una visita guiada muy interesante por las salinas y podréis meter manos y pies en el spa salino, algo muy beneficioso para la salud. Además, si vais en vacaciones escolares o en fin de semana, preguntad por los talleres, que son una pasada.

Después de comer en el municipio de Añana y dar una vuelta por sus calles, nos fuimos a Haro, la capital del Rioja. Os recomendamos perderos por sus calles, disfrutar de sus palacetes y tomaros un vinito tranquilamente en el centro neurálgico, la Plaza de la Paz. No os perdáis tampoco una visita a la iglesia de Santo Tomás, construida en gótico florido y con un pórtico impresionante. No dejéis de visitar alguna de sus bodegas. Allí están algunas de las más famosas de Rioja: Muga, Roda o Ramón Bilbao, entre otras.

Día 3. Vitoria, una ciudad para descubrir y comer de pintxos

Vitoria es, probablemente, la gran desconocida en el País Vasco. Pero es una ciudad que enamora por sus monumentos, sus calles, sus gentes, su historia y por su gastronomía. Lo mejor que puedes hacer en Vitoria es perderte y andar sus preciosas calles del casco, llenas de vida y de palacios. Nos enamoramos de la plaza de la Vigen Blanca, con su jardín vertical y sus casas; de la plaza del Machete y de la Burullería. Nos fuimos de pintxos por su casco histórico y nos encantó el restaurante El Portalón, uno de los edificios más antiguos que se conservan. Además, Vitoria es una de las ciudades con mayor arbolado y parques de Europa. 

Cuenta con dos catedrales: la nueva, la de María Inmaculada y la vieja, la de Santa María. En este punto nos queríamos detener un poco porque, en la catedral de Santa María se realiza una visita guiada muy especial y diferente: "Abierto por obras", en la que descubriréis cómo están rehabilitando el templo, afectado por humedades desde su construcción hace más de 800 años. Para ello visitaréis la cripta, donde han descubierto restos de los primeros habitantes del poblado Gastéiz, así como de la muralla y todos los cimientos de la Catedral; la nave central del Templo; el "Paso de Ronda", pues es una Catedral integrada en la muralla defensiva; el triforio con unas vistas impresionantes de la nave central desde lo alto; la torre del campanario, con una panorámica 360º de la ciudad y su sensacional pórtigo gotico, con un espectáculo de luz y sonido.

Alojamiento en el Gran Hotel Lakua de Vitoria

Para realizar estas rutas, nosotros elegimos el Gran Hotel Lakua como alojamiento. La razón de decantarnos por este lugar fue que se encuentra en el norte de la ciudad, pero muy bien comunicado con ella por transporte público y con buen acceso a carreteras para hacer excursiones por la zona. También cuenta con aparcamiento y es fácil aparcar cerca de la entrada principal.

Además, nosotros elegimos, en lugar de una suite, un apartamento, que se encuentra integrado dentro del Hotel y cuenta con una habitación doble, salón-comedor convertible en otra habitación doble, baño completísimo y cocina con todos los equipamientos. Con esta elección, teníamos todos los servicios de un hotel y la autonomía y amplitud de un apartamento.

El hotel cuenta con la posibillidad de desayuno y tiene cafetería, restaurante, spa y gimnasio.

Recomendado para todas las edades
Gratis

SERVICIOS


Accesible | Niños acompañados | Para adultos con niños | En familia | Para colegios | Parking |

DÓNDE

Vitoria


Virgen Blanca Plaza, 5
C.P. 01001
Vitoria, Álava


Planes Relacionados

shadow

Parque Minero de Riotinto

Ferrocarril minero, Marte en la Tierra, Museo minero, El Tren de la luna... ¡Echa un ojo a todas las experiencias!


shadow

Brihuega es un tesoro natural y patrimonial a sólo una hora de Madrid

Durante el mes de julio, además, se produce la floración de la lavanda y se celebra su famoso Festival con actividades y conciertos.


shadow

Tras la huella del Acueducto

Ruta al nacimiento del Acueducto segoviano


shadow

Visita a Aracena: Gruta de las Maravillas, castillo y mucho más

ARACENA es un bello municipio de Huelva que merece una visita en familia. ¡Conócelo y disfrútalo!


shadow

Ruta en familia por el Parque Nacional de Cabañeros

Para los amantes del senderismo y la naturaleza


shadow

Conocer el casco histórico de Castellón de la Plana, una visita perfecta con niños

En la Plaza Mayor se encuentran monumentos como la Concatedral de Santa María la Mayor o el Mercado Central.