Palacio de la Granja de San Ildefonso

shadow
DESCRIPCIÓN

Podréis pasar un buen rato con los niños, ya que visitar palacios como el de La Granja de San Ildefonso os permiten viajar a otro tiempo e imaginar miles de historias sobre las personas que vivieron en ese lugar. Además, es un buen plan para apoyar los conocimientos que van adquiriendo los peques en el colegio.

El palacio de La Granja de San Ildefonso es un bello ejemplo de la arquitectura europea, podría haber sido otro Palacio del Escorial y acabó siendo un pequeño Versalles. Encontramos que el conjunto del palacio y los jardines presentan influencias francesas, del barroco español e italiano. Lo encontramos ubicado a unos 13 kilómetros de Segovia capital y a unos 90 kilómetros de Madrid.

Su construcción comenzó en 1721 de la mano de Felipe V, éste tras haber acudido a cacerías por la zona se quedó enamorado del paisaje y de la caza del lugar y decidió construir un palacio al pie de la Sierra de Guadarrama que le sirviera como refugio para alejarse de la corte. 

El conjunto palaciego tiene forma de U, está formado por varias dependencias: el palacio propiamente dicho, la Antigua Casa de las Damas, la Casa de los Oficios, la Casa de las flores y la colegiata de la Santísima Trinidad, donde encontraremos enterrados a Felipe V y su segunda mujer Isabel de Farnesio.

El palacio se convirtió con el tiempo en residencia veraniega de la monarquía. En él ocurrieron eventos que van ligados a la historia de nuestro país, como la firma del Tratado de San Ildefonso o cuando en 1836 se obliga a la Reina María Cristina a restablecer la constitución de 1812.

Es una visita interesante debido a las bóvedas pintadas al fresco, los cuadros y el mobiliario de los siglos XVIII y XIX de gran interés que podéis encontrar en su interior. También es importante destacar la Sala de Lacas, los cuadros realizados por Panini, las lámparas de cristal de la Real Fábrica de Vidrio de la Granja de interés internacional y el Museo de Tapices.

©Imágenes María Herranz Sanz

Para toda la familia
Gratuita para niños de hasta 5 años y discapacitados, entrada general 9€

De octubre a marzo:

  • De martes a domingo de 10h a 18h, taquilla abierta y acceso al Palacio hasta las 17h.

De abril a septiembre:

  • De martes a domingo de 10h a 20h, taquilla abierta y acceso al palacio hasta las 19h.

Cerrado: Todos los lunes.

Entrada reducida para familias numerosas, 4€.

Entrada gratuita los días 18 de mayo, 12 de octubre y todos los miércoles y jueves no festivos de 15h a 18h (octubre a marzo) y de 17h a 20h (abril septiembre)

SERVICIOS


Accesible | Cambiador | En familia | Niños gratis |

DÓNDE

Palacio y jardines de la Granja de San Ildefonso


Plaza de España, 15
C.P. 401000
La Granja de San Ildefonso, Segovia



921 47 00 19


SERVICIOS


Accesible | En familia |

Planes Relacionados

shadow

11 cosas que no debes perderte durante un fin de semana en Sevilla con niños

La catedral, la Giralda, la Plaza de España o el Parque María Luisa son sólo algunas de las visitas obligadas en la ciudad del Guadalquivir.


shadow

Realizar una visita guiada gratuita en familia a la torre de la lonja de la seda de Valencia

La Lonja de Valencia es uno de los edificios emblemáticos de la ciudad, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.


shadow

Visitar la localidad portuguesa de Évora, un planazo en familia a sólo 4 horas de Madrid

La capital del Alentejo está rodeada de murallas y cuenta con munumentos tan chulos como un templo romano o la Capilla de los Huesos.


shadow

Visita la catedral de Sevilla con niños de manera lúdica y didáctica

El Cabildo de la Catedral cuenta con material didáctico destinado a alumnos de Infantil, Primaria y Secundaria que harán de tu visita en familia, algo genial.


shadow

Visitar el Coto de las Canteras, en Osuna, un planazo en familia

La denominada Petra de Andalucía está a sólo una hora de Sevilla.


shadow

Realizar un recorrido en autobús por los principales puntos turísticos de Barcelona y los más desconocidos

Un planazo para hacer con niños y ver la ciudad condal, sin caminar, durante todo el día o durante dos días