Teatro, dibujos animados y videojuegos en El alucinante viaje de Carola

Lunes de Semana Santa, día lluvioso en Madrid, vacaciones escolares pero no aún de los papis, niños hiperactivados… ¿Qué mejor plan que una obra de teatro infantil en la que los niños son tan protagonistas como los actores? 
En pleno corazón del castizo barrio de Bilbao, los antiguos cines Luchana de toda la vida han sido reconvertidos en una agradable cafetería de aspecto industrial y varias pequeñas salas de teatro.

Cogimos el autobús (todo un acontecimiento para mis pequeños, que estaban tan felices por el viaje como por el plan), que nos dejó en la misma puerta de los Teatros Luchana y aprovechamos para tomarnos un café los adultos mientras los niños correteaban por la cafetería. Hay mucho espacio y pueden jugar sin problema.

En cuanto entramos en la sala, me llamó la atención lo pequeñita que era y lo cerca que teníamos a los actores. ¡A los niños les encantó!

20160321_190400El alucinante viaje de Carola, de Berimbao Teatro, es un divertido espectáculo que atrapa a los peques de la casa a través de la mezcla de teatro con dibujos animados.

Carola es una princesa de videoconsola que está harta de esperar a que su héroe, Superchicón, la salve. Con su amigo el ratón Antón, necesita la ayuda de todos los niños para resolver los líos provocados por la mala Malu.

Desde el primer momento, los actores interactúan constantemente con los niños y los hacen partícipes de la historia a cada paso, animándolos a participar con sus divertidas preguntas.

Íbamos con 4 niños de edades muy distintas (9, 7, 6 y 4 años) y mi miedo era que no resultase adecuado para todos; aburrida para el mayor y poco accesible para la pequeña. Para mi sorpresa, ¡resultó perfecto!

Muertos de la risa, y avisando a gritos a los actores cada vez que aparecía la malvada Malu, pasamos una tarde genial. Gracias a Teatros Luchana y a Berimbao Teatro por una tarde tan especial. ¡Hasta el próximo espectáculo!

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *