Llega el momento de escribir a sus Majestades

Si aún no lo habéis hecho, ¡ya vais tarde! Es el momento de escribir la carta a los Reyes Magos, a Papá Noel, o a los dos. Anda que la que hemos liado en España con esto de duplicar las visitas nocturnas… Así es que lo mejor es ponerse manos a la obra y organizarse. Dejad escrito en la carta quién va a cada casa y qué debe dejar. Así no hay malentendidos y nadie carga dos veces con paquetes idénticos.

El escribir la carta a los Reyes Magos o a Papá Noel es un momento que todos recordamos con cariño. Recordamos los nervios de las noches, la ilusión de la cabalgata, la timidez de sentarnos sobre las rodillas de algún Papá Noel que encontrábamos en centros comerciales. Es normal que estemos deseando compartir con nuestros hijos las mismas sensaciones. Sin embargo, en mi caso aún pasará un tiempo hasta que puedan escribir con soltura qué es lo que quieren y hay que echarlo imaginación.

peppapigenbici

Con la mayor, 4 añitos, ya llevamos tiempo eligiendo regalos. Tiene muy claro que lo que quiere es un peluche de Peppa Pig montando en bicicleta. La bici fue el regalo estrella de su último cumpleaños y no concibe que su amiga Peppa no tenga una igual. Intentamos escribir “Peppa Pig en su nueva bicicleta” en la carta dictando las letras, pero se cansó de escribir en la cuarta “P”. Así que pasamos al plan B: una carta creativa con fotos y sellos. Muy, muy recomendable: convertimos la carta a Papá Noel en toda una manualidad en familia.

Para ponerla en marcha sólo necesitaréis un papel (si es de colores, mejor, o descargar algún modelo de internet) o una cartulina si queréis escribir una carta familiar. ¿No habíais pensado en esta opción? Os harán falta también rotuladores de colores si queréis añadir unas letras, tijeras y pegamento. Si contáis con sellos de distintos dibujos, seguro que a los peques les encanta decorar la carta con ellos, indicando lo bien que se han portado con caritas sonrientes, etc.

mamatieneunplan-carta3Sin olvidar lo más importante: los catálogos de juguetes. No os desprendáis de ninguno desde que comiencen a regalárnoslos por todas partes porque seguro que vuestros hijos, tengan vuestros hijos la edad que tengan, querrán juguetes. Dejadles pasar hojas y que señalen con sus deditos.

Como os comentaba, este año ha triunfado Peppa Pig, esta vez en bicicleta, para la mayor y una manta de juegos para el más pequeño. Veremos qué opinan sus Majestades de Oriente.

Una vez seleccionados los regalos que quieren, animadles a recortar. ¿Sabéis que los niños pueden recortar con tijeras especiales desde el año de vida y que es, además, un ejercicio ideal para psicomotricidad? Desde bien pronto podrán recortar, quizá hiriendo gravemente al objeto de su deseo, pero podrán dejar claro qué es lo que quieren y tampoco hace falta que la carta quede perfecta. Sus Majestades no son muy perfeccionistas.

Como idea, podéis decorar la carta con espumillón alrededor, con pasta, con lazos… todo lo que se os ocurra para darle un aire más festivo y navideño.

mamatieneunplan-peppaUn detalle importante, antes de comenzar, es poner límite al número de regalos. En nuestro caso, sólo podemos pedir 2 regalos y una sorpresa. Y eso siempre que hayamos hecho una selección de juguetes usados (no rotos, por supuesto) que donamos en días anteriores a alguna ONG del barrio. Es un plan extra y divertido para estas fechas. La sorpresa siempre fue, durante mi infancia, un regalo más práctico: ropa o rotuladores que necesitáramos para el cole, por ejemplo. Hoy me encanta mantener la misma dinámica con mis peques: 2 regalos y 1 sorpresa.

¡Que no falte la firma… y al buzón! Ahora a cruzar los dedos para que no se equivoquen de casa…

Nosotros hemos disfrutado mucho con la carta. ¿Y vosotros?  

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *