¿Qué le pasa a mi hijo?

Por aprenderT

Muchas veces, desde casa o desde el colegio, podéis notar que algo en vuestros hijos no va bien. Puede estar relacionado con los aprendizajes o con aspectos emocionales o personales. Por ejemplo, un comportamiento retador en casa, donde todo es una negociación con el niño o se vuelve desafiante, problemas a la hora de hacer los deberes o estudiar, un estado de ánimo bajo o desmotivado o  por el contrario un niño muy inquieto y con falta de concentración en las actividades, dificultades relacionadas con la comida o con la separación de los padres y un largo etc.

En esos casos, la incertidumbre por saber si lo que ocurre es algo normal o pasajero, o se trata de algo más importante, suele ser el pensamiento y sentimiento más común.

Lo recomendable en estas situaciones es realizar una evaluación, psicológica o psicopedagógica, dependiendo del área donde se observen las dificultades y sobre todo, recibir información y orientación al respecto por un especialista.

El objetivo que tiene una evaluación es averiguar cómo se encuentra un niño o adolescente en aquellos aspectos que os preocupan y, averiguar así, la causa de esa problemática para tomar las medidas oportunas y poder solucionarlo. Para ello se utilizan determinadas técnicas como test, dibujos, juegos, apoyados siempre en lo que el profesional observa y a la historia personal de cada caso que es, en definitiva, lo que da sentido a los datos que ofrecen las otras técnicas.

Una vez realizada la evaluación se devuelven los resultados a la familia y se les propone una serie de soluciones en función de lo que se ha observado en la exploración.

No en todos los casos es necesario hacer este tipo de valoraciones, por lo que, como ya hemos comentado anteriormente, es preciso mantener una entrevista previa donde la familia recibiréis una orientación al respecto.

Pero sí podemos decir de forma general que es necesario valorar a un niño o adolescente cuando desde el colegio o desde la familia comienzan a notar que las dificultades que observan están interfiriendo negativamente en diferentes áreas de éste y/o en el clima familiar.

Ante esta incertidumbre que aparece cuando comenzamos a sentir que algo no va como nosotros pensamos, no tengáis reparo en pedir esta primera ayuda ya que os puede suponer un nuevo punto de vista que os calme y oriente en vuestra preocupación. Cuanto antes se detecte una posible dificultad o problemática en un niño, menos consecuencias negativas tendrá y por lo tanto su “recuperación” será más rápida.

Además, desde Mamá tiene un Plan queremos ayudar a dar ese primer paso con un descuento del 40% en las evaluaciones tanto psicológicas como psicopedagógicas, pidiéndonos una primera cita, sin olvidar que esta primera entrevista para aprenderT siempre es GRATUITA Y SIN COMPROMISO.

Os esperamos en:

aprenderTlogo

Carmen Marco
Psicóloga de aprenderT

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *