Kumon, alumnos más inteligentes

¡Comienza la vuelta al cole! Profesores y familias se preparan para afrontar un nuevo curso escolar y, cada vez con más asiduidad, buscan métodos educativos diferentes que resulten más eficaces para afrontar los verdaderos retos de la sociedad del futuro. Los niños de hoy tienen que desarrollar sus habilidades de aprendizaje, ser más creativos y superarse constantemente. En definitiva, tienen que aprender a ser aún más inteligentes para adaptarse a lo que les depare la vida.

Uno de los métodos más innovadores y pioneros en el campo de la educación es Kumon. Lo ideó el profesor Toru Kumon hace más de 60 años, en Osaka (Japón) y actualmente es la empresa educativa más grande del mundo.

Al contrario que muchos métodos de aprendizaje basados en el currículo escolar, el método Kumon plantea un sistema de aprendizaje centrado en el alumno. Para Kumon el concepto de inteligencia está basado precisamente en la capacidad de un alumno de ser competente y responsable, capaz de aplicar sus conocimientos y las mejores estrategias para hallar la respuesta a nuevos retos, de forma eficiente y autónoma.

Con Kumon, todos los niños, sin excepción, desarrollan habilidades propias de alumnos autodidactas

Hace décadas, el profesor Toru Kumon ya planteaba cuestiones que aún hoy se están exponiendo como paradigmas de una “nueva educación”: «Como educadores, nuestra labor no consiste en atiborrar de conocimientos a los alumnos como si fueran meras cajas vacías, sino en fomentar en cada uno el deseo de aprender, de disfrutar aprendiendo y de ser capaces de estudiar lo que le haga falta o lo que quieran en el futuro».

Actualmente, en España se ofrecen tres programas: Kumon Matemáticas, Kumon Lectura y Kumon English. El material didáctico de todos los programas está estructurado gradualmente por niveles, lo que permite a los profesores de Kumon diseñar un plan de estudios personalizado para cada niño. Empiezan en su nivel ideal y van avanzando a su ritmo.

Maribel Martín de Rosales, Directora de desarrollo y RRP nos explica: «Durante el primer año, el alumno de Kumon construye una base sólida mejorando sus hábitos y capacidades de estudio, y genera una actitud positiva que le permitirá avanzar sin mayores dificultades. Una vez que se completa esa fase, el objetivo es que el alumno supere su nivel escolar y disfrute cuanto antes de la experiencia de aprender por sí mismo resolviendo ejercicios y problemas que no ha visto con anterioridad. Es increíble ver cómo los alumnos se entusiasman y experimentan la sensación de logro a medida que aumenta su capacidad académica».

¿Cómo ayuda Kumon al desarrollo intelectual de los alumnos?

Autonomía en su aprendizaje: Los niños deben aprender a enfrentarse a pequeños retos por sí mismos. Si queremos que sean responsables, debemos darles autonomía y dejar que piensen y se esfuercen por resolver retos a su alcance.

Atención y concentración: En el proceso de aprendizaje es esencial rentabilizar el tiempo de estudio. Entrenar la capacidad de empezar y terminar una tarea, sin interrupciones.

Buenos hábitos: El éxito de cualquier actividad se basa en la constancia; es decir, en el esfuerzo repartido durante todo el camino, día a día, paso a paso.

Motivación para aprender: Un alumno que es capaz de aprender cosas nuevas por sí mismo y de aprovechar al máximo su tiempo de estudio entiende el aprendizaje como un proceso natural. Con Kumon los niños aprenden a gestionar su tiempo, a planificarse y adoptan una actitud y un comportamiento positivos ante el estudio.

Kumon lleva más de 25 años en España y actualmente cuenta con más de 230 centros y más de 20 000 alumnos. El 56 % de los alumnos que llevan más de un año, ya han superado su nivel escolar y están aprendiendo de forma autodidacta.

Solicita más información en tu centro Kumon más cercano. Además, hasta el 31 de octubre puedes probar 15 días gratis y sin compromiso.

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *