Logroño con niños, una ciudad para estar (y disfrutar)

Hace unas semanas recibimos una llamada de esas que siempre traen buen rollo. Al otro lado del teléfono, María, de El Balcón de Mateo, una plataforma de planes con niños en La Rioja con la que siempre nos hemos sentido muy de la mano. El respeto hacia la infancia, la calidad de la información y la concepción de nuestros medios nos han mantenido siempre muy cerca. Recibir una llamada de María o Miguel, las dos piernas que hacen andar El Balcón es siempre una alegría. Más aún cuando nos proponían unirnos a un FAMTRIP (Family Trip) para darnos a conocer cuánto da de sí el turismo familiar en Logroño. ¡Y ya os avanzamos que da mucho, pero mucho de sí! Si no habéis estado nunca en Logroño con vuestros hijos, no perdáis detalle porque os contamos los planes imprescindibles para hacer con niños.

De la mano del Ayuntamiento de Logroño, con propuestas de Zarándula y con la coordinación de El Balcón de Mateo, nos dispusimos con muchas ganas a vivir un fin de semana intenso, lleno de actividades, con compañeros de profesión y sus hijos. En el viaje disfrutamos de la compañía de Babytribu, Con Peques en Zaragoza, Familias en Ruta, Gabarroia y Escarabajos, Bichos y Mariposas. Ellos y sus familias: En total, juntamos a una docena de niños y niñas que disfrutaron como sus padres de un fin de semana muy especial con el que pudimos ver Logroño a través de unos ojos muy especiales: los de nuestros hijos.

La moraleja del viaje que me quedo me llegaba charlando con Lourdes, fundadora de Gabarroia: “Logroño es una ciudad para estar“. Destacando que sus mayores encantos no están en los monumentos sino en el conjunto, en el ambiente, en una estructura de calles ideal para niños (las calles tienen a ser bastante anchas, cómodas), las distancias manejables, los espacios adaptados a los peques en general… Además, el clima de Logroño es bastante amable porque, a pesar de encontrarse en la mitad norte de la península, la ubicación de las montañas que la rodean evita que las temperaturas sean extremas. Y además de los paseos, tenemos la gastronomía que es maravillosa tanto en la Calle Laurel como en el resto de los establecimientos. El nivel es muy alto. Una de esas cosas con las que disfrutamos niños y adultos.

Los mejores planes con niños en Logroño

Visita narrada y teatralizada con Zarándula

Zarándula es la empresa cultural que ha diseñado esta visita que os mostrará el casco antiguo y los lugares más emblemáticos de la zona centro. Dos personajes ataviados de época y llegados desde el siglo XIX os contarán mil y una curiosidades sobre el Logroño de su época y su pasado.

Según nos contaban, cada año la visita se enmarca bajo el prisma de una época, Este año nos vamos al siglo XIX, pero otros años serán otras épocas, de manera que no dudéis en repetirla si sois visitantes recurrentes porque seguro que lo pasáis igual de bien y aprendéis cosas nuevas.

En nuestro caso nos centramos en Logroño y el vino a lo largo de la historia. En tono de humor y con muchas bromas para distintas edades, los dos personajes nos contaban cómo había llegado La Rioja a convertirse en cuna del vino, cuándo y cómo aprendieron a elaborarlo, sus cambios de reino, sus “malentendidos” con los franceses.

Podéis encontrar más información sobre estas rutas en el Centro de Recepción de Visitantes de Logroño desde donde podéis reservar vuestra entrada e informaros de horarios y opciones.

Espacio Lagares


El Ayuntamiento ha recuperado este espacio en el que se encontraron unos lagares de piedra de principios del siglo XVII en los que se elaboraba vino y aceite. En la parte superior hay unos salones multiusos donde cada viernes de junio a febrero se desarrollan actividades culturales vinculadas con el vino y la gastronomía.

Mirar muy de cerca Logroño. Ruta-juego familiar

Otra propuesta de Zarándula es esta ruta-juego para toda la familia que comienza entregándonos una bolsa llena de objetos llenos de significado para la ruta.

De la mano de Sonia descubrimos el Calado de San Gregorio, donde construimos nuestra propia bóveda, y la Rúa Vieja; recorrimos un poquito del camino de Santiago que pasa por el centro de la ciudad; tiendas con solera, como la de Félix el Botero (uno de los siete últimos profesionales que hacen botas artesanales, ¡desde 1865!) o una heladería muy particular con sabores sorprendentes, la Heladería Della Sera, regentada por un chef del frío ganador del Premio Nacional de Gastronomía al mejor pastelero en 2016. Su pastelería está considerada el mejor espacio dulce de España desde 2015.

Descubrimos mensajes por las calles de Logroño y retamos a los tenderos del Mercado de Abastos pidiéndoles que nos dieran todas las claves para hacer algunas de las recetas típicas de La Rioja.

Entre todo esto, uno de los momentos más divertidos fue poder echarnos al suelo (por fin descubríamos para qué servía la almohadita que venía en la bolsa) y observar las torres de La Redonda (encontrando sus diferencias).

La Casa de las Ciencias

Merecen una visita sin duda: este edificio fue el antiguo Matadero Municipal, inaugurado en 1910 y considerado uno de los iconos de la arquitectura industrial de la ciudad.

Entre sus paredes se dan cita sorprendentes exposiciones que captan la atención de los más pequeños. Podéis seguir aquí su programación. 

Bodegas Franco Españolas

Una bodega familiar que además de ser sorprendente por sus dimensiones e historia, es muy cómoda de visitar porque se encuentra a pocos pasos del centro de Logroño. Seguro que conocéis los vinos Diamante o Bordón. Pues son los que hacen en Bodegas Francoespañolas. Es muy curioso ver cómo ha evolucionado la publicidad del vino a lo largo del tiempo, especialmente teniendo en cuenta que el Diamante se consideraba un vino “muy del gusto de las mujeres”. Un tema, el de la publicidad, al que dedican un espacio por supuesto en su visita.

Fundada en 1890 y ubicada a orillas Del Río Ebro, ha recibido visitas ilustres como la de Hemingway o el rey Alfonso XIII. Tienen una amplia oferta de propuestas enoturísticas en las que no se olvidan de los niños: pueden aprender la cultura del vino en la enoludoteca. Sin probar una gota de alcohol, pero todas las que quieran de mosto.

Descubre la ribera del Ebro

Otra visita interesante nos lleva a la naturaleza y nos anima a descubrir la fauna y flora de la ribera del Ebro. Solo ver el río y cruzarlo por cualquiera de sus puentes ya es una experiencia preciosa, pero acercaros a las especies que lo pueblan es fascinante.

Con una visita guiada pensada para los niños de la mano de Madreselva pudimos descubrir animales y árboles que no habíamos visto de cerca nunca, cómo viven en el río, cómo evitan que este pierda su cauce… nos descubrirán las huellas de numerosos animales en los árboles y hasta podremos hablar con los pájaros, que responden al canto que emite el guía con un objeto especial con el que puede imitar diferentes especies.

Granja La Grajera: animales, aula didáctica y zona de picnic

A las afueras de la ciudad se encuentra este parque enorme junto a un embalse donde se puede hacer picnic tranquilamente o comer en su cafetería.

En la granja que se ubica dentro de este parque podéis ver un montón de animales: burros, patos, gallinas, cerdos, ovejas, conejos… en 12.000 metros cuadrados a disposición de los animales.

Además, el parque cuenta con un aula didáctica en la que se desarrollan actividades lúdico-educativas: talleres teóricos y prácticos, itinerarios y otras ideas para concienciar a la vez inculcar hábitos y conocimientos relacionados con el medioambiente.

Cuentacuentos y actividades en Bibliotecas

Las Bibliotecas de Logroño desarrollan un calendario de actividades para los niños, especialmente cuentacuentos y talleres.

La Biblioteca de La Rioja,es un espacio que prácticamente cada semana da la bienvenida a los niños así que basta con seguir su programación para uniros a planes interesantes. Otra biblioteca con este tipo de programación es la Rafael Azcona.

De tapas y comida

La calle Laurel es sin duda la más conocida para ir de tapas en Logroño, quizá porque donde se encuentra este calle se levantaba la muralla de la ciudad hasta 1862, año en que fue demolida y se construyeron las casas que hoy forman la calle Laurel.

A pesar de su fama y de los múltiples establecimientos que la pueblan, no es la única alternativa para ir de tapas con niños. La calle San Juan es otra calle, muy cercana, donde los bares y restaurantes ofrecen tapas de altísima calidad, como el bar Tastavin, recomendado en la Guía Michelín 2018 y en la Guía Repsol. La ventaja de esta calle es que es más amplia y aunque muy visitada, no está tan llena como la Laurel, por lo que resulta más cómoda con los pequeños de la casa.

Saliendo de la ruta de tapeo, podéis disfrutar de la comida del Premio Nacional de Gastronomía en 2012, Francis Paniego, en su restaurante Tondeluna. Con unos brunch deliciosos, este establecimiento informal tiene largas mesas de madera para comer en familia. Para los más pequeños, juegos de mesa para amenizar el rato y una filosofía family friendly.

Alojamiento con niños en Logroño 

En este FamTrip nos alojamos en el Hotel Los Bracos,  un hotel de 4 estrellas comodísimo y en pleno centro, a un minuto de la Calle Laurel y dos del mercado de Abastos.

Las vistas, como veis en la imagen de arriba (desde la habitación) son inmejorables… Va a dar a una calle peatonal, cuenta con restaurante y una amplia zona de entrada que hacen muy cómodo el check in con todos los bártulos que lleva uno con los niños. Además, tienen un acuerdo con un parking cercano por lo que podéis dejar el coche en el “aparcamiento del hotel”.

 

Como reflexión añadiría que aunque tenía altas expectativas de esta ciudad de la que siempre me han hablado muy bien, creo que las ha superado con creces. Mil gracias a El Balcón de Mateo, a Zarándula y al propio Ayuntamiento de Logroño por contar con nosotros para esta experiencia inolvidable.

¿Y tú? ¿Has visitado la ciudad? Si quieres recomendarnos más o contarnos tu experiencia, te esperamos en comentarios 🙂

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *