Ideas para ahorrar en tu hotel de vacaciones

Seguro que en casa siempre es uno de los adultos quien se encarga de reservar vacaciones. Suele pasar: nos especializamos. Los más soñadores organizan los viajes, los más serios hacen la declaración de la renta, etc. Si sois del afortunado grupo de organizar viajes no creáis que no entendemos vuestro esfuerzo. Yo también soy de las que se libra de la declaración de la renta (gracias infinitas por esto) y, aunque pueda parecer lo contrario, organizar un viaje tampoco es tarea fácil. El objetivo siempre es pagar lo menos posible y que el destino y el alojamiento sean perfectos. Por eso, os damos algunas ideas para facilitar la tarea. 

Empezamos con unos datos: Hoy nos hace sentir inteligentes (30%) y orgullosos (60%) conseguir buenos precios en lo que compramos. Los datos que os doy entre paréntesis son los resultados de un estudio de InterContinental Hotels Group (IHG®) que ha llevado a cabo con el fin de conocer cómo realizamos las reservas los españoles. Seguro que os sentís identificados, ¿verdad?

Yo diría que más que hacernos sentir inteligentes, lo que ocurre es que comprar más caro un mismo producto te hace sentir “tonto” y “estafado”, por eso, no está mal nunca comparar precios. Como por suerte Internet nos da todas las claves, en compras como las vacaciones es simplemente impensable pagar más de lo necesario: podemos consultar todos los precios que queramos en todos los productos y decidir finalmente con calma. Si hay algo que nos hace perder dinero es, únicamente, la falta de tiempo para cotejar todos los datos. Por eso, queremos daros algunas claves para ahorrar en vuestra reserva de hotel estas vacaciones:

Infórmate sobre tarjetas y clubes de fidelización

Otra de las formas más comunes, muy establecidas en supermercados y gasolineras, es ahorrar a través de tarjetas o clubes de fidelización. Algunas cadenas hoteleras tienen esta opción. Es el caso de IGH® Rewards Club, que cuenta con un montón de hoteles que seguro que conocéis: InterContental, Hotel Indigo, Holiday Inn, Holiday Inn Express y muchos más.

Si ya os habéis alojado en alguno de ellos, os proponemos registraros en su página web y reservar con precios ventajosos en futuras reservas. Tienen muchas formas de hacerlo, podéis canjear puntos o mejorar servicios (como wifi gratis).

Y lo mejor es que programas como IHG Rewards Club ofrecen una tarifa exclusiva para sus miembros que nunca vas a encontrar en otros sitios online.

Reserva directamente con el hotel

Como ya os hemos recomendado algunas veces con los planes infantiles, una de las mejores formas de reservar un plan o una estancia, es comprándola directamente con el organizador del plan. En el caso de hoteles, con el hotel. Según el estudio, el 62% de los usuarios utiliza comparadores de viajes porque considera es donde pueden encontrar el precio más bajo, así que ya imaginaréis que una mayoría acaba pagando más de lo que debería.

No es que los comparadores de hoteles no trabajen bien o no sean de fiar, es que simplemente no siempre tienen todas las opciones reflejadas, o al menos así lo piensan. gran parte de los españoles (según el estudio de IHG). Otros datos del estudio afirman que sólo el 19% de los españoles se asegura de obtener el mejor precio consultándolo directamente con el hotel (a través de sus canales directos como web, app, teléfono o presencialmente). Según datos de IHG, los viajeros europeos podrían haber ahorrado alrededor de 28 millones  de euros en 2017 en sus reservas hoteleras si hubieran reservado sus habitaciones directamente con los hoteles, en lugar de incluirlos en paquetes o a través de comparadores.

Reserva con antelación

Reservar con dos o tres meses de antelación es más que recomendable. A los negocios hoteleros les da seguridad y premian al usuario con precios más ventajosos. Atentos a las políticas de cancelación si no estáis seguros de poder respetar los días elegidos.

Hacer las cosas con tiempo, en este caso, ¡tiene premio!

¿De verdad tienes que ir en julio o agosto?

Si podéis permitiros el lujo de evitar la temporada alta, seguro que las tarifas que encontráis son mucho más asequibles. Julio y agosto son los meses más complicados y en septiembre, aunque sea en la primera quincena si el colegio lo permite (el calendario escolar 2018-2019 aún no está aprobado en la Comunidad de Madrid) los precios siempre bajan.

Seguro que la bajada sería mayor en la segunda quincena o en noviembre, por decir un mes, pero incluso septiembre es un mes más accesible que julio y agosto.

Si en el trabajo podéis permitiros esperar o adelantaros a junio, ¡no es un mal plan! Además, en algunos destinos muy demandados, contaréis también con el privilegio de esquivar la época de más turismo y tendréis todos los servicios más tranquilos.

Hoteles fuera del centro, pero bien comunicados

Depende de la edad de vuestros hijos esta puede ser una buena opción. Si vais con bebés, el tiempo de transporte de un sitio a otro puede no incomodaros (es más, un autobús a según qué hora puede ayudar a dormir al peque) y huiréis de las aglomeraciones si estáis en zonas muy turísticas.

Hace tiempo viajé a París en familia y decidimos alojarnos en un hotel con mejores servicios, pero fuera del centro. Fue todo un acierto. La zona, además, era preciosa (qué zona de París no lo es, por otro lado…) había muchos restaurantes, cafeterías, tiendas y farmacias y teníamos cubiertos todos los servicios que pudiéramos necesitar. Mi niña era bastante peque y nos vino muy bien poder pasear por una zona más tranquila y tener todo a mano sin aglomeraciones y sin grandes colas. Fue un acierto.

¿Sabíais que el 92% de la gente emplea más tiempo en informarse sobre ofertas hoteleras que en informarse sobre su hipoteca (62%)? Será porque el tema nos motiva más… pero resulta curioso. En cualquier caso, lo que está claro es que organizar un viaje con tiempo, con calma y con cabeza seguro que nos hace ahorrar unos euros muy valiosos.

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *