El mejor amigo del hombre, también para ayudarnos a educar

Un sábado cualquiera organizas a la familia, te metes en el coche, te vas a Brunete (o donde toque) y te lanzas a una actividad en familia con perritos. Sí, con perritos. Relajada, divertida, que mezcla también mucha diversión porque hay gymkhanas y carreras de obstáculos. La mañana pasa con 6 perritos adiestrados para un fin muy concreto: ayudarnos a los padres a educar a nuestros hijos y a los niños a ser ellos mismos.  Suena bien, ¿no?

coachingyou4La propuesta no puede ser más chula porque no sólo se trata de pasarlo bien, de aprender sobre la naturaleza y sobre los animales, de respirar aire puro y cambiar de aires sino, y lo más importante, se trata de conocer a nuestros hijos y de conocernos a nosotros mismos. ¿A quién no le falta el tiempo en el día a día para descubrirse o re-descubrirse a sí mismo?

Coaching You es una empresa dedicada, como indica su nombre, al coaching, especialmente dirigida a directivos, que puso en marcha en 2006 Mónica Martínez, en un tiempo en el que el coaching no era apenas conocido en España.

“Trabajaba como directora de marketing en una multinacional, fui a un seminario sobre coaching y me fascinó. Decidí formarme y poco después lo dejé todo para dedicarme a mi vocación”, comenta la fundadora de Coaching You. Ahí comenzó la primera etapa de este proyecto que se dirigía a formación de directivos, un área que no abandona pero que complementa con sus siguientes pasos. “Más adelante decidí formarme en terapia con animales, trabajamos con perritos y caballos, y me di cuenta de que mucho de la terapia podía trasladarse al coaching. A través de estos animales emerge una información riquísima”, señala Mónica.

Comenzó por ahí, vinculando ambas áreas, pero siempre dirigiéndose a directivos, a los que poco a poco descubría como personas que sentían una gran culpabilidad, especialmente en el caso de los padres: “se sentían culpables por las pocas opciones de conciliación que tenían, por no poder dedicar más tiempo a sus hijos y toda esa frustración se la transmitían a sus hijos”, comenta la fundadora de Coaching You. “Además, empecé a dar clase en distintas universidades y me di cuenta de que muchos de los chavales estudiaban lo que les imponían sus padres, pero estaban realmente desorientados sobre lo que querían hacer. Ahí fue cuando me di cuenta de que tenía que ir al origen: a los padres y niños pequeños, para poder orientarles antes de que todos ellos estuvieran demasiado perdidos”, añade.

coachingyou2

Así es como nacieron estos días en familia que se dirigen a padres e hijos con ganas de pasar un buen día y de conocerse unos a otros. Además, si el resultado deriva también en educar mejor, todo son ventajas. Para Mónica Martínez, los grandres objetivos de estos talleres en familia son “dar a los padres herramientas para conocer y educar a sus hijos potenciando lo que los niños son, conectando a los niños con su propia vida y su propia personalidad y haciendo que en la familia haya más respeto”.

Entre su público, dos perfiles claros: por un lado, familias con niños pequeños que empiezan a dar señales de inseguridad, con malas conductas, miedos… o con niños más mayores que los padres sienten que se les van de las manos. “Es muy bonito que los padres se involucren tanto en la resolución del problema y quieran enfrentarlo como una familia, como un equipo”, reflexiona Mónica.

Por otro lado, “vienen también muchos padres separados o divorciados que quieren hacer una actividad fuera de lo común y conocer más y mejor a unos niños a los que no pueden ver cada día”.

En cualquier caso, “la actividad se dirige a todas las familia, tengan o no una situación que solucionar, porque todas la van a disfrutar”. Lo que sí está garantizado es que será una valiosa experiencia: “Los perritos actúan como coterapeutas, producen una inmediata apertura emocional en los niños y les hacen entrar en confianza y mostrarse como realmente son”, comenta Mónica, quien añade que “los padres, por su parte, se ven a sí mismos desde otra óptica; les ayuda a conocer mejor su forma de educar”.

coachingyou5

Entre los ejercicios concretos, gymkhanas, carreras de obstáculos, enseñar al perrito una orden sencilla o hacer que obedezca una secuencia de órdenes. Aunque puedan parecer juegos, las posibilidades son muy amplias. Un caso concreto: “hace tiempo una mamá directiva, bastante exigente y perfeccionista (como ella se describía) no era capaz de que el perro siguiera sus órdenes porque se las daba con una dureza que el perrito se bloqueaba. Esta situación nos sirvió para parar y reflexionar con ella, que inmediatamente lo relacionó con la reacción de sus hijos cuando les regañaba”. En otras ocasiones, la situación es la contraria: “la forma de dar la orden es demasiado sutil y el perrito tampoco obedece”.

Son dos caras de una misma moneda: el perrito no obedece, luego no se consigue el fin. Tampoco obedecerá el niño, ni un empleado… Es una forma muy clara de ver qué hay que cambiar y cómo para empezar a aplicarlo en nuestra vida.

No se trata solo de un tono de voz, sino de una actitud, de una forma de enfrentar la vida. Si somos capaces de verlo y sacar el máximo partido a situaciones tan concretas y verlas con la profundidad que merecen, seguro que aprendemos mucho más en las tres horas y media que dura el taller que en muchos días de preguntarnos si estamos haciendo las cosas bien sin tener una respuesta exacta. Los talleres se desarrollan periódicamente en distintos horarios que podéis consultar en la web de Coaching You.

Todo un descubrimiento, ¿verdad?

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *