Hansel y Gretel, de La Tartana

Cucos que salen de los árboles, flores que se transforman en hadas y preciosos títeres son los elementos principales de este montaje de La Tartana que hace unos días pudimos ver en la Sala de Teatro Paladio en Segovia. 

Ya hacía tiempo que teníamos volver a ir a esta sala que trabaja con el teatro como herramienta para la integración de personas con discapacidades físicas, psíquicas y sensoriales y que, además de sus talleres y actividades, cuentan con un programa de teatro en familia casi todos los fines de semana.

Hansel-y-Gretel_02El sábado era el turno de Hansel y Gretel, un montaje que combina títeres, actores y otros elementos para llevar a escena la conocida historia de los Hermanos Grim y lo hacía, además, de un modo muy especial.

Ante un público algo nervioso, en esta historia no había forma de escapar de la bruja y todos los niños lo sabían, aparece en escena precisamente esa bruja como primer personaje. Una bruja que no se esfuerza por parecer un personaje aterrador y aparece con pelos de todos los colores y hasta barba de hombre.

Ese aspecto tan desarreglado y divertido no hace sino mejorar el ambiente general, que relaja a los más pequeños, algo inquietos por la aparición de un personaje que ya de antemano saben que come niños.

Hansel-y-Gretel_03Es la bruja quien nos cuenta, con unas pequeñas miniaturas de los niños protagonistas cómo acaban Hansel y Gretel adentrándose en el bosque y perdiéndose sin remedio. A partir de ahí, comienza el cuento, comienza el sueño, comienza la música. Y el sueño se acrecienta con la escena del bosque, en la que aparecen todo tipo de seres maravillosos, como un caracol gigante, un cucos que salen de los árboles, brujas que vuelan hasta la luna, flores que se transforman en hadas…

Este montaje de Hansel y Gretel de la compañía La Tartana apenas vuelve a pronunciar palabra. Se bastan y sobran las voces de la ópera de que suena de fondo y que dará forma y sentido a cada movimiento de los títeres, dos divertidos muñecos con una abultada base sustituyendo a los pies que les hace parecer simpáticos tentetiesos.

La historia no difiere demasiado de la clásica, pero sí sorprende por los elementos audiovisuales que se incorporan a escena, el gran número de elementos que aparecen en un

Hansel-y-Gretel_06bosque realmente mágico y esa música que no deja de sonar y de aportar tensión a la historia según se acerca el momento de eliminar al malvado personaje tirándole al fuego.

Al llegar el momento cumbre, la muerte de la bruja, un desfile de niños, todos títeres maravillosos, tiene lugar sobre el escenario. El momento más mágico de todos especialmente para los amantes de estos personajes teatrales que hacen que los montajes infantiles tengan ese halo romántico de cuento que no puede faltar.

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

2 comentarios en “Hansel y Gretel, de La Tartana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *