El palacio de Riofrío, excursión de cuento

Enero nos está regalando tantos días de sol y buen tiempo que aprovechamos para disfrutar de una escapada en el campo, como si fuera primavera, y nos decantamos por un lugar de cuento: el Palacio Real de Riofrío, en la provincia de Segovia, en el término municipal de San Ildefonso.

mamatieneunplan-riofrio1

Este lugar cuenta con dos grandes atractivos tanto para niños  como para adultos: un enorme bosque de 640 hectáreas en el que los ciervos y gamos campan a sus anchas y un espectacular Palacio, propiedad de Patrimonio Nacional, en el que además de muchas historias que escuchar, hay un interesante Museo de la caza que llama poderosamente la atención de los más pequeños.

Nosotros, esta vez, nos decantamos en nuestra visita por recorrer el bosque y buscar “bambis” (coincidiendo con la fiebre que hay en casa con la película) y… ¡encontramos muchísimos! Una suerte que el sol nos acompañara, porque eso hace que los ciervos estén más activos y juguetones, lo que hace que se dejen ver con más facilidad.

Para acceder al Palacio y al bosque, basta con dirigirse a la entrada principal y anunciar al guarda de está en la puerta que queréis visitar el espacio. Os dejarán pasar hasta el Palacio donde podéis aparcar sin problema y disfrutar de las vistas de un edificio regio e impresionante, no solo por su arquitectura, sino también por por la vista de la sierra que lo acompaña y el bosque que lo rodea.

Para visitar el Palacio, podéis hacerlo con una de sus visitas guiadas (incluida en el precio) de la mano de los guías especializados. Este Palacio, como el del Pardo, no puede visitarse libremente. No hay visitas específicas para niños, pero la mayoría de los guías adaptan la misma al público y hacen participar a los peques.

Sin duda el lugar de más éxito para los niños es el Museo de la caza, donde pueden ver multitud de ejemplares disecados y les da una visión muy cercana del tipo de fauna que encontraban los reyes cuando iban a cazar a este terreno.

mamatieneunplan-riofrio5

Además del palacio, podéis disfrutar del bosque y pasear hasta los límites permitidos; los espacios de paseo “libre” se encuentran en los márgenes de la carretera y hasta donde se puede acceder fácilmente. Hay vayas que indican el final del espacio “para visitantes”, donde comienza el de los gamos y ciervos.

Actualmente la población de estos animales es tan alta en este bosque que es fácil verlos cruzando la carretera y comiendo tranquilamente fuera de su espacio reservado por lo que resulta fácil disfrutar de ellos, especialmente en días de sol.

La mejor época para ver a estos animales seguramente sea a partir de septiembre, cuando comienza su época de celo, la berrea, que les hace estar especialmente inquietos y activos, lo que asegura que se moverán y podréis verlos pasear por el bosque.

mamatieneunplan-riofrio2

Tampoco es un mal momento, junto con la primavera, para hacer un picnic en el bosque. Cerca del Palacio hay mesas y bancos en los que se puede descansar tranquilamente bajo encinas centenarias viendo volar a los buitres y otras aves impresionantes.

Para nosotros lo más importante fue, sin duda, que se trata de un lugar extremadamente tranquilo, sin aglomeraciones y donde parece que el tiempo se detiene. Uno de esos lugares con alma en los que podemos ver jugar a los niños (y jugar con ellos) y olvidarnos un poco del mundanal ruido.

Cómo llegar
El viaje desde Madrid tiene una duración aproximada de poco más de 1 hora en coche por la A6. Podéis desviaros desde Villalba tomando la M-601 hasta el Real Sitio de La Granja de San Ildefonso y, desde allí el desvío que llega a Riofrío. Tenéis más alternativas de viaje en la web del palacio.

Horarios
Horario de invierno del Palacio, de octubre a marzo: abierto de martes a domingo de 10h a 18h
Horario de verano del Palacio, de abril a septiembre: abierto de martes a domingo de 10h a 20h
Horario del bosque: desde las 8h hasta la puesta del sol.

Precios
Si queréis acceder al palacio, tenéis tarifas generales (7€ por persona) y tarifas reducidas para niños de 5 a 16 años y miembros de familias numerosas o mayores de 65 años y presentando carné de estudiante.

Si preferís pasear por la zona, debéis abonar 4€ por vehículo en las taquillas del Palacio, donde os darán un justificante que tendréis que aportar a la salida del recinto y que os da derecho a aparcar en el mismo hasta su cierre. 

Recomendación importante
Avisad a los niños de que puede que vean animales, pero también puede que no. Se trata de un lugar en el que viven en libertad por lo que el azar juega un papel importante a la hora de avistar ciervos. En nuestra última visita tuvimos suerte, pero ha habido otras en las que no hemos visto ningún animal o los hemos visto a tanta distancia que no hemos podido admirarlos como nos gustaría.

Sobre Diana

Soy periodista, emprendedora, amante del teatro (sobre todo infantil) y de los buenos planes (en familia, en pareja, entre amigos, en solitario...). Un día, después de un montón de casualidades, decidí lanzarme a la aventura de poner en marcha mi propio proyecto profesional: Mamá tiene un Plan. Hoy, tengo dos peques (niña y niño) y muchas ilusiones, a los que dedico todo mi tiempo y energía. En el viaje me acompaña un hombre maravilloso (al que dedico menos tiempo del que me gustaría y quiero con locura) y una gran familia a la que adoro que hace posible que todo lo demás siga girando. @Diana_M_N

3 comentarios en “El palacio de Riofrío, excursión de cuento

  1. Super recomendacion!! Tras verlo en vuestro fb fuimos el sabado pasado. Tambien tuvimos mucha suerte con el tiempo y con lis animalea. Los niños pudieron verlos!!! Despues comimos en La venta vieja, muy recomendable y con parque infantil!!

  2. hemos estado la primera semana de agosto 2017, y a pesar de no ver ningún animal, suelto nos ha parecido un lugar maravilloso, y la gente que cuida el recinto igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *